Miércoles 28 de Octubre de 2020

  • 27.2º
  • Soleado

ARGENTINA

27 de septiembre de 2020

En sus 21 años como senador, Carlos Reutemann habló en el recinto sólo 30 minutos

El ex piloto de Formula 1 y ex gobernador de la provincia de Santa Fe intervino pocas veces durante las sesiones, aunque asistió al 80% de los debates. En 2008 leyó un texto para fundamentar su rechazo a la ley 125 que desencadenó el conflicto con el campo. Tiene mandato hasta el 2021

 

En este 2020, el ex piloto argentino de Fórmula 1, Carlos Reutemann, cumplió 29 años ininterrumpidos de carrera política, de los cuales ocho los dedicó a gobernar Santa Fe. El resto del tiempo, en cambio, se desempeñó en el ámbito legislativo. Fue elegido varias veces senador nacional por la provincia en la que nació. Es decir, que del total de su tiempo como político, 21 años los pasó en la Cámara Alta. Allí, el dirigente peronista -hoy enrolado en Cambiemos- batió un verdadero récord: pasó prácticamente todas las sesiones sin emitir palabra: según un relevamiento, Reutemann habló en el recinto sólo 30 minutos.

De acuerdo con un análisis hecho por el diario santafesino Suma Política, el ex gobernador participó de casi 600 debates en el Senado y habló media docena de veces. En total, esas participaciones no superan los 10 minutos. En otras 12 oportunidades, leyó sus intervenciones. Según el relevamiento, entre todas completan los otros 20 minutos en los que se le escuchó la voz.

Eso sí -destaca el diario-, su presencia en las sesiones fue alta, ya que participó en cerca del 80 por ciento, pero la mitad de las veces se retiró antes de que finalizaran y dejó vacía su silla a la hora de las votaciones. En cambio, en 2018, votó en contra de la legalización del aborto.

Como piloto de Fórmula 1, Reutemann estuvo 12 años, en los que logró una destacada participación en varias de las escuderías más importantes del mundo y compartió cartel con algunos los corredores más destacados de la historia. Fue un deportista argentino de élite y se manejó en los círculos sociales más exclusivos. Esto le sirvió como puntapié inicial para comenzar su dedicación a la política, por su alta popularidad. Durante los primeros 12 años en esta actividad logró ser una figura central del escenario nacional pero con el tiempo fue pasando a un segundo plano. Más allá de eso, con este análisis quedó reflejado que lo que menos hizo en estos 29 años como político fue “hablar”. Al menos públicamente.

Quiero comentar que yo era gobernador de Santa Fe cuando se produjeron las graves inundaciones de 1993 y que los créditos que recibimos del Banco Mundial fueron completamente utilizados”, fueron las primeras palabras que pronunció en el recinto, casi dos años y medio después de asumir, el 29 de abril de 1998, recordó Suma Política. Se trataba de un debate sobre la conveniencia o no de que las provincias se endeudaran con el Banco Mundial. Según el ex gobernador, la experiencia de Santa Fe fue buena fue buena en los primeros cinco años de la década de 1990.

Luego de esa intervención, que no superó los dos párrafos, “Lole” no intervino en el pleno del Senado hasta el 9 de diciembre de 1999, el día que renunció a la banca dos años antes de concluir su mandato, ya que debía asumir su segundo mandato como gobernador de la provincia. Aquel día agradeció los generosos elogios de sus compañeros y prometió volver: lo hizo en 2003 para no salir desde entonces hasta la fecha. De seguir todo bajo los carriles normales, Reutemann terminaría su mandato el próximo año.

El día que se despidió provisoriamente del Congreso, vinculó su partida del Senado con un recuerdo emotivo que tenía de sus años como piloto. “Es una fecha muy importante, si bien en el aspecto deportivo fueron momentos tristes. Aquel enero del 74, yo estaba en mi box, el entonces presidente Perón me manda a llamar, voy caminando hacia la tribuna donde él estaba y, cuando llego, me abraza y me dice: ‘Bueno, pibe, te felicito’. Me acuerdo patente que se toca el saco y me dice: ‘Mirá, no tengo nada para darte’. Saca una lapicera y me dice: ‘Es lo único que te puedo dar, es un obsequio para vos, para que vos tengas’”, relató Lole. Seis meses después, Perón murió.

Cuando finalmente volvió, tuvo dos intervenciones cortas en 2004 en las que se refirió a un tema de interés propio, la “cuota Hilton”, y otra también en defensa propia porque sufrió críticas de sectores políticos de Santa Fe que lo imputaban por su presunta responsabilidad ante las inundaciones de abril de 2003 en esa provincia.

También en 2005 habló sólo dos veces. Para rendir homenaje al corredor de rally cordobés Jorge Recalde. “Conocía como nadie ese camino y les ganó la carrera fácilmente a un montón de corredores de gran jerarquía que se presentaron”, dijo.

El 27 de julio de 2005, la última vez que el senador santafesino hizo un discurso en el recinto sin leer, habló no más de un minuto y lo hizo en relación directa a su actividad como productor agropecuario: “Sería importante que sancionemos éste proyecto con urgencia (reducción del IVA para fertilizantes en la industria agropecuaria), los productores que empiezan a sembrar maíz el 15 de agosto tienen que comprar los fertilizantes al contado, y si el proyecto entra en vigencia en septiembre se perderían unos buenos pesos”, aseveró.

Desde entonces, de acuerdo con el medio de Santa Fe, “Lole” leyó intervenciones -preparadas y redactadas por sus asesores- de entre una y tres carillas. Alguna fueron relevantes: una, para rechazar la ley 125 sobre las retenciones móviles al campo en 2008 o la que hizo para acompañar el pago a los fondos buitres, ya como aliado del macrismo, en 2016.

Una tercera variante, utilizada esporádicamente por Reutemann para dejar sentada una posición en las sesiones, consistió en “insertar” un texto a través de Secretaría.

 

 

 

#22añosConVos 📻

#QuedateEnCasa y mantenete informado, escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click acá

📲​

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios