Lunes 17 de Mayo de 2021

ARGENTINA

11 de noviembre de 2020

El Gobierno Nacional compra de urgencia a España papeles para billetes de $ 1.000 a precio récord

Cerró la contratación con la Casa de Moneda del país europeo por 126,32 dólares el millar de billetes, un valor que está por encima de las contrataciones habituales

 

El Gobierno nacional ordenó la compra de una partida de billetes de 1.000 pesos a la Casa de Moneda y Timbre de España frente al temor de que falten billetes para asistir a la demanda de fin de año, según públicaron diversos medios de comunicación. 

Los documentos del Banco Central muestran que le autorizó a Casa de Moneda cerrar la contratación con su par española por 126,32 dólares el millar de billetes. Es un valor que está por encima de las contrataciones habituales del organismo monetario, según el medio porteño.

El billete europeo que alimentará a los cajeros automáticos argentinos será récord: estará entre los más caros del último tiempo y saldrá hasta 37% más que otros presupuestos que pasaron este año por el escritorio del Central, de acuerdo con una investigación del diario La Nación.

El pasado 17 de julio, el Banco Central puso en marcha la operatoria mediante una nota enviada a Casa de Moneda. Su gerente de contrataciones, Juan Cruz Montiel, autorizó a la imprenta a subcontratar con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España (FNMT) billetes terminados de 1.000 pesos, que llevan la figura del hornero.

Para garantizarse un lugar en las líneas de producción de la casa de papel española, el Gobierno argentino autorizó el pago de un anticipo equivalente al 30 por ciento del total del trabajo.

En condiciones habituales, la provisión total de los billetes que necesita el Banco Central corre por cuenta de Casa de Moneda. Lo mismo iba a ocurrir este año, hasta que hubo un cambio de planes dispuesto por la Casa Rosada.

En los primeros meses de 2020 el Banco Central ordenó la producción de un nuevo billete de 5.000 pesos, que se convertiría en el de mayor denominación del país. La imprenta estatal -que está funcionando al máximo de su capacidad- había comprado el papel, las tintas, terminado su diseño, definido sus medidas de seguridad y establecido un cronograma de entrega.

La primera partida debía estar a disposición en junio pasado. Luego llegarían otras en julio, agosto y septiembre. El encargo era por un total de 200 mil millares de billetes, pero una orden política desactivó el proceso.

 

 

#QuedateEnCasa y mantenete informado, escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click acá

📲​

 

 

.

COMPARTIR:

Comentarios