Sábado 19 de Junio de 2021

ACTUALIDAD

1 de enero de 2021

Neymar mostró por dentro la controversial fiesta de fin de año

El brasileño aseguró que todos fueron testeados y mostró la disposición con distancia social de la mesa para la cena. Hubo modelos que vijaron desde Miami solo para ser parte del festejo

La información que se había filtrado había generado críticas y preocupación. En Brasil habían advertido que Neymar preparaba una rimbombante celebración para 500 personas en una casa de Río de Janeiro. En medio de cruces de versiones, el propio futbolista decidió abrir las puertas –en parte– de la fiesta que organizó para darle el adiós al 2020 y hasta compartió un video con la cantante argentina Emilia Mernes.

Por intermedio de sus redes sociales, la estrella deportiva de 28 años intentó combatir los rumores que se habían instalado y mostró el protocolo que preparó para recibir solamente a familiares y amigos, según él mismo especificó. “¡Todos aquí para ser felices, después de un año largo y difícil! Merecemos celebrar nuestras vidas. ¡Los momentos únicos permanecerán para siempre en nuestros recuerdos!”, escribió en una storie de Instagram mientras mostraba el lugar donde recibiría a las personas horas más tarde.

En el video se veía una extensa mesa con capacidad para unas 50 personas en una galería que tenía a unos metros una pileta. La intención de la filmación era la de mostrar que cada plato contaba con su respectivo distanciamiento social.

 “Distanciamiento social, todos testeados, familia y amigos”, escribió con un tilde verde en cada una de las frases dando a conocer el protocolo que puso en marcha. Al mismo tiempo, colocó una cruz roja en el anuncio de “500 personas” para desmentir lo que inicialmente se había dado a conocer en medios brasileños y que había generado polémica. Previamente, Ney había compartido videos y fotos de los hisopados que se realizó él y su hijo de 9 años, Davi Lucca da Silva Santos.

Sin embargo, el brasileño decidió reducir la actividad en sus redes sociales una vez que la jornada se inició y apenas se pudieron ver unos pocos momentos: una storie de él mismo con un trago en la mano donde no se podían visualizar a más personas y compartió una escena con la cantante brasileña Juliana Gorito, una de las pocas invitadas “confirmada” oficialmente a través de este accionar.

 

Al mismo tiempo, también subió un breve video con la cantante argentina Emilia Mernes, quien se hizo popular por ser una de las voces de la banda de cumbia Rombai, agrupación que abandonó tiempo atrás. La artista previamente había subido distintas postales desde las playas brasileñas, pero finalmente confirmó su presencia en el evento con esa storie con el futbolista.

La noche se desarrolló en una lujosa mansión de Mangaratiba, en la Costa Verde, un espacio alejado de la actividad principal de Río de Janeiro. Según advirtió el periodista Ancelmo Gois del diario brasileño O Globo días atrás, la organización le costó al menos unos 4 millones de reales (alrededor de 770 mil dólares) según las estimaciones que recogió.

Al mismo tiempo, se corrieron diferentes versiones sobre los amigos y las amigas que estarían presentes en la fiesta. Según especificó el diario Lance, las modelos Michelle Nevius, Kiki Passo y Jessica Bartlett viajaron especialmente desde Miami (Estados Unidos) hasta Mangaratiba para ser parte del evento. Las tres mujeres compartieron fotos juntas durante las últimas horas en sus redes sociales y mostraron que se encontraban en Brasil, aunque evitaron dar demasiados indicios que permitan confirmar su ubicación precisa.

Uno de los videos que abrió la puerta a las conjeturas lo compartió en su perfil oficial la influencer Ana Liz Bittencourt, una de las mencionadas por el citado medio brasileño como posible invitada al evento. En la filmación podía verse a un DJ, pero no a los invitados del lugar donde se encontraba. También se mencionaba en ese diario a la actriz Talita Donegá como participante de la fiesta. Ambas mujeres estaban en Brasil, pero sin dar especificaciones del lugar donde se encontraban.

Lo llamativo del caso es que tampoco tuvieron ningún tipo de actividad en sus redes sociales Rafaella Santos –la hermana de Ney– y Jota Amancio, la mano derecha del futbolista. Ambos habían sido parte de la foto familiar que el brasileño publicó hace una semana junto con su hijo, su madre Nadine Goncalves y su padre. Este accionar del círculo más íntimo de la estrella del París Saint Germain le da más fuerza a la información que dio días atrás el medio Uol: aseguraron que una de las obligaciones para los presentes sería el de no compartir escenas de la fiesta para resguardar la intimidad de los involucrados. Tampoco realizó publicaciones Gilmar Araujo, uno de los amigos más cercanos del hombre del PSG.

Cabe destacar que a raíz de la repercusión y controversia que generó esta celebración en los días previos, el Ministerio Público del Estado de Río de Janeiro (MPRJ) notificó a Neymar en las últimas horas según el periódico Lance. Desde el Ministerio Público tenían la intención de conocer las medidas de seguridad adoptadas para que se cumplan los decretos restrictivos que están vigentes. Por su parte, las autoridades de la ciudad de Mangaratiba le advirtieron al portal G1 que no tenían “competencia legal para legislar sobre eventos privados que se celebren en domicilios particulares”. Según los últimos reportes, Brasil ya localizó más de 7 millones y medio de infectados y contabilizó más de 194 mil personas muertas a raíz de la pandemia.

 

#VeranoEnLaRadio Mantenete informado, escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click acá

📲​

Seguinos en Youtube

 

 

COMPARTIR:

Comentarios