Sábado 26 de Noviembre de 2022

  • 31.3º

MUNDO

19 de enero de 2021

Biden asume en una Washington militarizada, y frente a enormes desafíos económicos y sociales

Con un despliegue de seguridad nunca visto en la historia de los Estados Unidos, el mundo aguarda la asunción de Joe Biden. La situación en el país y los grandes desafíos que enfrentará Biden-Harris. Dialogó con "La 97.1 Tucumán" el analista internacional Alejandro Laurnagaray

Con respecto a los primeros pasos de Joe Biden al frente de la Casa Blanca, el especialista destacó que "el desafío de la nueva administración es enorme, además de la Pandemia, la vacunación y los asuntos económicos y de asistencia más urgentes, debe revertir un debilitamiento de la Democracia que lleva varios años, diría ya unas décadas; deben comenzar a gobernar realmente priorizando al pueblo norteamericano, algo que no viene sucediendo, y no empezó esto con Trump. El sistema político de Estados Unidos ha virado hacia una especie de Plutocracia a partir de los años '70, y si no hay cambios fuertes, de base, la crisis interna seguirá profundizándose. Del 'Occupy Wall Street' del 2008, pasamos al 'Occupy the Capitol' en 2020. El sistema no contenta a unos ni a otros, el rechazo es general, a ambos lados del espectro político y también la división se agudizó. Si no se acompaña el declive hegemónico con más y mejor democracia, el futuro puede ser más sombrío”.

 

"Y la salida a esta crisis no puede ni debe ser por las derechas extremas", sentenció el analista. "Son una amenaza a nivel global que explotan el lado oscuro de las sociedades. Con el Trumpismo convertido en uno de sus mayores exponentes, se ha viralizado por varias partes del mundo, y aquí en la Argentina también. Temo puedan ingresar al parlamento. Son un verdadero peligro para las sociedades, sumando un perverso mix de conspiranoia y fake news. En este marco de crisis de representación de las democracias occidentales y de América Latina, los pueblos deben entender que la salida nunca es por el lado del fascismo, que es también autodestructivo. Y además, el establishment económico y financiero triunfa con ellos. El gobierno de Trump es el claro ejemplo de lo que señalo", agregó.

 

En el mismo sentido, Laurnagaray explicó que "lo que hizo Trump fue alimentar a la bestia. Explotó lo peor, los vicios, las contradicciones, los aspectos más negativos de la sociedad estadounidense, con sus discursos, acciones, y todo esto se profundizó y aceleró en el 2020 con la pandemia, quedando en clara evidencia además su falta de capacidad para gobernar y manejar crisis, llegando a niveles casi esquizofrénicos”.

 

Con respecto a América Latina, el analista señaló que "en primer lugar habrá un lógico cambio en la retórica, en las formas, pero recordemos, por ejemplo, que a Obama lo apodaban el 'deportador en jefe', eso dice mucho. Y las jaulas donde encerraban a los migrantes, quizá muchos no lo sepan, la había instalado Obama, aunque algunos republicanos perversamente se regodeaban en esta última época de ver su uso. La presión e injerencia sobre América Latina continuará, tanto demócratas como republicanos han propiciado golpes de Estado en la región. Y la presión para la defensa del interés norteamericano seguirá firme, eso sí, con un discurso algo más amable. Pero hay una constante, y más aún hoy, cuando se produce un retroceso norteamericano en varias partes del mundo. Aunque esto también irá cambiando. El mundo inició la era del post-americanismo".

 

"En concreto, ahora podemos esperar en la región algunos cambios con respecto a Cuba, en el sentido de mejorar la relación a niveles similares de la administración Obama, con apertura en lo que refiere a viajes, envíos de remesas y otros asuntos, pero continuará cierta presión sobre la isla. También habrá continuidad en la injerencia sobre Venezuela; la estrategia de EEUU para el país caribeño es a mediano y largo plazo. Es un asunto clave, donde China y Rusia ejercen además un fuerte contrapeso", agregó Laurnagaray.

Con respecto a la situación económica, el analista señaló que "la economía de los Estados Unidos no es lo que solía ser, más allá de lo que diga el número del PBI. Se ha plasmado un tercer mundo dentro del primer mundo -con millones de personas caídas del sistema y decenas de millones recibiendo subsidios alimentarios-, algo que no es nuevo. Y en Europa pasa de manera similar. Un dato ilustrativo, el 85% de los hogares estadounidenses recibirá ayuda económica debido a la crisis, agravada por la pandemia. El hambre, el creciente desempleo y otros problemas graves y estructurales están creciendo en estos países. La brecha de ingresos se amplió enormemente y las clases medias están decayendo".

 

Finalmente, destacó Laurnagaray que "la pandemia aceleró los tiempos en relación de 10 a 1. Se vivieron 10 años en uno. El centro de poder aceleró su giro con nuevo centro en Asia, y el declive de Occidente también se aceleró. Se pensaba que China lograría la cúspide de la riqueza global hacia mitad de siglo, y ahora se habla de aquí a unos 10 años. Vivimos profundos cambios dentro de la estructura global, como no sucedía hacía siglos".

Alejandro Laurnagaray de Urquiza

#Verano97UNO Mantenete informado, escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click acá

📲​

Seguinos en Youtube

 

COMPARTIR:

Comentarios