Miércoles 1 de Diciembre de 2021

  • 22.4º

POLICIALES

30 de enero de 2021

Enero sangriento: en Tucumán se produjeron más de una docena de crímenes

El primer mes del año arroja cifras alarmantes, repasamos los casos y las circunstancias en las que sucedieron

 

La otra epidemia que golpea a Tucumán es la violencia como consecuencia de la pobreza, la crisis, el narcotráfico, y la ineficaz política en materia de seguridad y prevención. Durante el aislamiento obligatorio a causa de la pandemia se logró disminuir los homicidios en 2020. Fue sólo Pero durante el comienzo del nuevo año se cometieron 14 asesinatos en nuestra provincia, según los reportes de los medios. 

En la provincia parece que nadie tiene a mano una receta exitosa para acabar o por lo menos mermar los hechos delictivos. Quizá por ese motivo la cuestión de la seguridad perdió espacio en la agenda política, aunque sigue siendo la principal demanda de los tucumanos.

Según muestra un relevamiento de la consultora Meraki -de diciembre pasado-; inseguridad, corrupción y desempleo, las principales preocupaciones de los tucumanos. Luego aparece el coronavirus como tema de inquietud a nivel local. El orden de temas son: La inseguridad en un 26,17%, la corrupción en un 19,50%, desempleo en un 19%, inflación 15,67%, coronavirus 9,17%, salud 5%, transporte 2,17%, educación 1,5%, otro 1,83%.

 

El caso más reciente sucedió en la localidad de Villa Chicligasta. En el sur tucumano se produjo un nuevo homicidio, producto de una pelea criolla entre dos vecinos. Alrededor de las 21 se produjo un enfrentamiento entre dos hombres, identificados como Ramón Córdoba y Gabriel Barrionuevo. Los vecinos se trenzaron en un feroz duelo criollo. Córdoba murió y Barrionuevo fue internado. El comisario Miguel Alvarez y el subcomisario Cristian Valenzuela, de la comisaría de Simoca, quedaron a cargo de la investigación.

Fotos de Villa Chicligasta, departamento Simoca, Tucumán, República  Argentina

Durante la madrugada del 24 de enero, un grupo de gente se encontraba bebiendo en la vereda. Fue entonces cuando Juan Eduardo Melián empezó a discutir acalarodamente con su vecino conocido como “Gordo Cascarilla”, cuando el segundo le asestó una puñalada en el tórax. El hecho ocurrió en el barrio Nicolás Avellaneda III, de Yerba Buena. El ataque terminó en muerte. Melían fue llevado al hospital Carrillo y posteriormente derivado al Centro de Salud donde falleció por la gravedad de sus heridas. La División Homicidios de la Policía, a cargo de la comisario Juana Estequiño, trabajó en el lugar por orden de la Unidad Fiscal de Homicidios de Feria y tras numerosas pesquisas y recolección de testimonios, secuestraron el cuchillo usado por el autor del crimen y lograron determinar la identidad del sospechoso. Finalmente, y tras varias horas de búsqueda, en horas de la tarde el equipo investigativo de la unidad especial aprehendió a “Gordo Cascarilla”, de apellido Olea.

Homicidio en Yerba Buena: discusión y puñalada en la vereda - LA GACETA  Tucumán

Un hombre de 48 años mató a su exnuera de un balazo en la cabeza y luego se quitó la vida. Rocío Macarena Quesada, estaba trabajando en su peluqueria -ubicada en calle Atilio Santillán, de la ciudad Bella Vista-. Sucedió el sábado 23 de enero, alrededor de las 20, su exsuegro irrumpió de golpe y la atacó a balazos. Después, se disparó a sí mismo en la sien y murió en el lugar. El agresor fue identificado como Roberto Rojas, quien esperó a que una clienta abriera la puerta para ingresar. Después, abrió fuego contra la víctima y uno de los proyectiles impactó en la cabeza de Rocío. 

Femicidio en Tucumán: su exsuegro la atacó mientras trabajaba en una  peluquería | TN

Un policía de la División Homicidios le disparó a un joven que ingresó a su casa, ubicada en el barrio 1° de Noviembre de Villa Mariano Moreno, durante la madrugada del 23 de enero, con aparentes intenciones de robo, según indica el informe oficial. El efectivo estaba en su hogar con su familia cuando entró el desconocido. Al escuchar los ruidos en el fondo de su propiedad, el policía se acercó para verificar qué había sucedido. Al verlo, habría comenzado un forcejeo para reducir al intruso. En eso, el policía disparó con su arma reglamentaria hiriendo de muerte al presunto delincuente. La víctima fue identificada varias horas más tarde como Lautaro Alejandro Egloff, de 19 años. “En el lugar se encontró un arma de fuego, además de la reglamentaria, que sería la que llevaba el sospechoso. El arma fue secuestrada junto a las prendas del policía para ser peritadas por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF)”.

Un policía lo mató de un tiro - LA GACETA Tucumán

En el barrio Alejandro Heredia ocurrió el crimen de un joven de 19 años. La víctima intentó defender a una amiga de la agresión de su ex. Alejandro Ibiriz intentó defender a una amiga de la agresión de su ex pareja Ricardo Argañaraz en un caso de violencia de género.  En medio de la discusión, el agresor sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza al joven. Más tarde, el presunto homicida se entregó a la policía.

Acusado de matar al amigo de su exnovia

Sergio Antonio Beltrán tenía 22 años dormia en la vereda de una casa ubicada frente al Mercofrut. Con la cabeza tapada, nunca supo que dos jóvenes se acercaban a él armados con un fierro y un machete. La escena fue presenciada por una de sus primas, quien se cruzó con los asesinos instantes antes de que comenzaran a golpearlo en la cabeza. Les gritó para que se detuvieran. El del machete escapó pero el que llevaba el hierro se tomó el tiempo de asestar un golpe más antes de irse. La chica se acercó a la víctima y cuando la destapó comprobó horrorizada que se trataba de su primo. El joven estaba desfigurado pero aún con vida. Fue llevado al hospital Padilla, donde se le diagnosticó traumatismo encéfalo craneano con pérdida de masa encefálica. Falleció horas más tarde. Los autores del ataque se entregaron a la Policía horas después en la Seccional Cuarta. Se trata de los hermanos Gabriel y Néstor Maidana, quienes viven cerca de su casa y son conocidos en el barrio, donde estarían catalogados como personajes conflictivos.

Revelan detalles del crimen de un joven asesinado a golpes frente al  Mercofrut | Contexto Tucumán

El sábado 16, según la denuncia policial, Álvaro Jorge Quiroga y Gonzalo Dimarco se presentaron en la casa de Nadia Cano cerca de la 1 de la madrugada. Los acusados la habrían tomado de los brazos y habrían intentado sacarla por la ventana de su dormitorio amenazándola con un cuchillo. Sus hermanos, Marcos y Gonzalo Montenegro Cano, salieron a auxiliarla. Todo concluiría con una pelea en la cuadra de avenida Mate de Luna al 1.500. Allí, , según la investigación, Quiroga -valiéndose de un arma blanca tipo sevillana- le habría ocasionado la muerte a Marcos de una puñalada en el pecho y además habría herido en el abdomen a Gonzalo. Los dos presuntos atacantes fueron detenidos por la policía luego de una persecución que se inició tras el alerta al 911, que dio un empleado de seguridad cuando vio la violenta pelea en plena calle. El basquetbolista de Tucumán BB, en tanto, fue trasladado de urgencia al hospital Centro de Salud, donde llegó ya sin vida. Tenía una herida profunda en el tórax. Su hermano mayor Gonzalo, de 25 años, debió ser operado por las puñaladas que recibió en la zona abdominal. 

El asesino del basquetbolista enviaba violentos mensajes a sus víctimas |  Contexto Tucumán

El domingo 10 de enero; en el barrio 1° de Mayo de Las Talitas, un menor a bordo de una moto negra bajó del rodado en Serafín López al 400 y ejecutó a sangre fría a Franco Gastón Nóblega, de 22 años. La víctima estaba sentado en el cordón de la vereda tomando un vino con un amigo, según explican sus allegados. Cerca de Nóblega también estaba su hijo, que vio perecer al padre de nueve disparos a quemarropa. El acusado por este crimen, apodado “Menor”, cumpliría los 18 años este año. Según la acusación, luego del hecho escapó del lugar en la moto que conducía un cómplice. Fue capturado horas después cerca del domicilio de uno de sus tíos. Caminaba con muletas y no se resistió al arresto. “Menor” ya estaba acusado por otro homicidio. Fuentes de la investigación informaron que estuvo internado en el Instituto Roca hasta mediados de 2020, cuando se determinó que volviera a casa con su madre. 

Adolescente fue detenido por un homicidio ocurrido en El Colmenar -  Comunicación Tucumán

Rodolfo Nicolás Beltrán, un joven de 20 años murió de un disparo en el pecho, cerca de las 16 horas del 8 de enero, en el barrio Alejandro Heredia. Beltrán estaba en la casa de su hermana, salió a comprar en su moto y a los pocos minutos sus hermanas escucharon los disparos que habrían acabado con la vida del joven. “Fuimos a la vuelta y lo encontramos ensangrentado con un tiro en el pecho y estaba morado. La ambulancia se tardaba en llegar y mi hermana lo trajo hasta el hospital en una moto con una amiga”, contó Natalia Beltrán. “Desconocemos por qué fue y nadie sabe quién es el que le disparó. Había un montón de gente, pero nadie va a hablar en una situación así... los vecinos dicen que lo vieron recién cuando se desvaneció y cayó”, dijo la hermana.

 

Ángel Luis Lorentz fue ejecutado de un disparo en la espalda. El pasado 8 de enero, la víctima se encontraba en su vehículo estacionado, a mitad de cuadra de la calle Salta al 100, acompañado por un adolescente de 17 años que habría presenciado el homicidio. El asesino, que tendría 48 años, habría salido de un bar cercano al lugar y se habría aproximado a la víctima para increparlo por un conflicto que habían tenido en el pasado. Según detalló la Policía, Lorentz le habría disparado al acusado en 2017. Luego de concretar su ataque, el agresor escapó a bordo de una camioneta Volkswagen Amarok de un cómplice que lo estaba esperando. Efectivos de la Patrulla Motorizada y de la Unidad Regional Capital, a cargo de Ricardo Fresneda, comenzaron una persecución que concluyó en Coronel Zelaya y Fortunata García. Allí el sospechoso del crimen bajó del vehículo e intentó guarecerse en una vivienda, pero fue reducido y aprehendido. También se le secuestró un revólver calibre 38. Fuentes de la investigación indicaron que la víctima y el victimario fueron amigos, pero tras un desacuerdo comenzaron las peleas que habrían incluido hasta enfrentamientos con armas de fuego en 2018. Los detalles del caso se siguen investigando. 

Durante el primer día del año, una joven embarazada fue asesinada y sus familiares terminaron heridos durante un tiroteo en San Cayetano. La balacera se produjo cerca de las 22, en Beruti al 100. La víctima fatal fue identificada como Elisa Fabiana Robles, de 29 años, quien presentaba un disparo en el cuello. La misma estaba embarazada de ocho meses. Además, ingresó al hospital el presunto asesino, Alberto Valenzuela, cuyas lesiones no registran gravedad. El mismo quedó bajo vigilancia policial en el hospital. Según los testimonios recabados, la pareja de la joven asesinada se encontraba escuchando música en un parlante cuando se presentó Valenzuela reclamando que bajase la música. En ese momento se produjo una pelea de gran magnitud que derivó en los disparos.

 

Un joven falleció tras recibir varias puñaladas. De acuerdo a fuentes judiciales, la víctima fatal ingresó al caps de esa villa veraniega junto a otro dos hombres que presentaban heridas de arma blanca. Según el informe policial, la víctima fatal fue identificada como Francisco Sánchez, de 24 años, domiciliado en la capital, quien falleció minutos después de ingresar al centro médico producto de las lesiones que presentaba. En tanto, los otros dos heridos fueron identificados como Yonathan Chumba, de 30 años, y Alejandro Chumba, de 26, ambos domiciliados en esa villa veraniega. Ambos fueron derivados al Hospital Centro de Salud. Las víctimas fueron atacadas con un arma blanca por un sujeto que se apodaría "Pato", en la zona de la entrada a Monte Bello. Ocurrió durante la madrugada del pasado 2 de enero en San Pedro de Colalao.

Crimen de Francisco Sánchez: El imputado podría recibir hasta 40 años de prisión

Una mujer de 29 años asesinó a su pareja de una puñalada en el pecho, tras una discusión en la casa donde vivían ambos. La víctima fue identificada como Francisco Roberto Durán (29), quien murió el pasado 30 de diciembre alrededor de las 22, en la puerta de su casa en el barrio 1° de Noviembre, de Villa Mariano Moreno. En tanto, los vecinos de la pareja manifestaron que tras ser apuñalado el hombre salió a la calle tomándose el pecho con la mano y gritando "me muero, me muero", tras lo cual se desplomó en la vereda. Durán fue trasladado a un centro de atención médica, donde confirmaron su muerte a causa de la herida ocasionada por la puñalada en el pecho, mientras que la mujer fue detenida.

Una mujer mató a su pareja de una puñalada en el pecho | El Comodorense

El pasado miércoles 30 de diciembre, en inmediaciones de avenida Gobernador del Campo al 1.900, barrio La Costanera. Un adolescente de 14 años murió y otro de 16 fue herido de gravedad. En tanto, una tercera, de 14, también fue herida. Un enfrentamiento de vieja data habría derivado en la balacera. Las víctimas se encontraban sentadas en el cordón de la vereda en el pasaje 2 de Abril y Próspero García de La Costanera, cuando se presentaron cuatro sujetos, dos de los cuales extrajeron armas de fuego y comenzaron a disparar contra los menores. El fallecido fue herido a la altura del tórax. Respecto a los heridos, el de 16 años recibió impactos en la zona lumbar; y la chica de 14, en la cadera. Por el hecho, un menor de 15 años fue puesto a disposición por sus padres.

Joven de 14 años muerto y otro herido grave en una balacera en La Costanera  | Contexto Tucumán

 

 

 

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá 📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá 📲​

.

 

COMPARTIR:

Comentarios