Jueves 22 de Abril de 2021

DEPORTES

7 de marzo de 2021

"Peque" Schwartzman se consagró campeón del Argentina Open con una gran actuación ante Francisco Cerúndolo

El número 9 del mundo obtuvo su primer triunfo en nuestro país y su cuarta corona en el ATP Tour, frente a la gran revelación

 

Diego Schwartzman, el tenista del que médicos y expertos en las raquetas aseveraron que no podría arribar a la elite por su altura, hace años que se acostumbró a contradecir a los pesimistas. La temporada pasada, al llegar a las semifinales del Abierto de Francia, al Top 10 (fue 8°, hoy es 9°) y clasificarse para la Copa de Maestros de Londres, dio un distinguido salto de calidad. Pero, con los 28 años, volvió a escribir un capítulo de novela; uno más. Después de trece años, el ATP 250 de Buenos Aires volvió a lucir un campeón local (David Nalbandian, en 2008, había sido el último antes del dominio español). En la 27ª final entre argentinos de la Era Abierta (desde 1968), el Peque se consagró en el court central Guillermo Vilas exhibiendo su jerarquía y venciendo por 6-1 y 6-2, en 1h20m, a Francisco Cerúndolo (22 años), que soñaba con ganar y ser, junto con Juan Manuel (el precoz ganador del Córdoba Open), los primeros hermanos en obtener títulos individuales de la ATP en semanas consecutivas.

A diferencia de Juan Manuel, el menor de los Cerúndolo, que adoba cada peloteo con distintos condimentos dependiendo de la estación (el rival), Francisco solamente utiliza el ají de la mala palabra; de su raqueta sale fuego. Schwartzman no lo había enfrentado, pero lo conocía muy bien. Por ello, su estrategia fue clara desde el primer momento: no economizar energía, intentar que los puntos fueran largos y que Cerúndolo jugara incómodo, que tuviera que desplazarse de una punta a la otra e impactar varias veces durante cada punto. Se sabe: Francisco castiga la pelota, no se caracteriza por la paciencia y su patrón de juego admite pocas pelotas por punto. En ese escenario, siempre el riesgo para el artillero es no estar con puntería; los errores son inevitables.

Diego Schwartzman va por la cuarta corona en el ATP Tour

“Diego jugó toda la semana en forma impecable, no perdió sets. Lo tomo como una gran experiencia; fue mi primera final y espero que haya muchas más”, describió Cerúndolo, que esta semana participará, en Santiago de Chile, de su tercer cuadro ATP. “Lo que hace Diego, primero, es que no te erra ninguna pelota, los puntos los tenés que ganar vos. Es tan rápido que está siempre bien parado. Uno juega un poquito despacio y ¡pum!, te cierra en la red, hace pequeñas cosas que hasta que no jugás contra él no te das cuenta. Es muy difícil atacarle el saque porque lo ubica en las líneas. Tiene grandes devoluciones. Si no estás muy fino se hace imposible jugar de igual de igual”, reconoció. Su avance en el ranking le permite quedar muy cerca de ingresar a los main draw de Roland Garros y Wimbledon.

A Schwartzman, esta vez, no le pesó jugar como local con el agregado de ser el máximo preclasificado (o, al menos, lo disimuló bien hasta el desahogo del final). No perdió sets en todo el torneo (lo mismo había logrado en el ATP 500 de Río de Janeiro 2018). Cerúndolo, tras su primera final en el tour, subirá 25 lugares (del 137° al 112°). A los dos, por distintos motivos, les costó desarrollarse profesionalmente y dar el salto de calidad en sus carreras. Ambos son ejemplos de superación y, hoy, son ganadores. El tenis nacional sonríe. Tiene presente y también futuro.

Diego Schwartzman con el trofeo del Argentina Open.

 

 

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá 📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá 📲​

COMPARTIR:

Comentarios