Miércoles 4 de Agosto de 2021

MUNDO

12 de julio de 2021

El Papa continúa su evolución tras la operación y seguirá internado "unos pocos días"

Francisco reapareció ayer en público cuando pronunció la oración del Ángelus desde el balcón del centro sanitario de Roma

El papa Francisco continúa su evolución tras la operación de colon a la que fue sometido el domingo de la semana pasada y seguirá internado "unos pocos días", informó hoy el Vaticano. "Su Santidad el Papa Francisco pasó un día tranquilo y completó el ciclo postoperatorio de la cirugía", informó el vocero papal Matteo Bruni en un comunicado. De todos modos, "para optimizar mejor la terapia médica y de rehabilitación, el Santo Padre permanecerá hospitalizado unos días más", agregó Bruni. El lunes pasado, el Vaticano había informado que el pontífice, de 84 años, quedaría internado "cerca de siete días, salvo complicaciones". No obstante, informaron fuentes vaticanas a la agencia Télam, la permanencia en el Policlínico Gemelli durante algunos días más no debe leerse como un contratiempo. Tras la operación a la que fue sometido el domingo de la semana pasada, Francisco reapareció ayer en público cuando pronunció la oración del Ángelus desde el balcón del centro sanitario de Roma. "Doy las gracias a todos: he sentido mucho su cercanía y el apoyo de sus oraciones. Gracias de todo corazón", dijo entonces el pontífice, de 84 años, hacia los fieles que desafiaron los más de 30 grados que se registraban en la "ciudad eterna" apenas pasado el mediodía. Antes del Ángelus, el Papa recorrió el hospital en silla de ruedas para encontrar a otros pacientes y darles rosarios, según se lo vio en fotografías y videos difundidas por el Vaticano. Tras la operación, el Papa solo tuvo "Unas décimas de fiebre" el martes, pero el cuadro no volvió a aparecer, según lo informado por el Vaticano. Además, luego de diversas pruebas clínicas, el equipo médico descartó en la semana la presencia de cáncer en el pontífice. A menos de 72 horas de haber sido operado durante tres horas a raíz de "una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante", el pontífice ya había retomado su agenda de trabajo dentro de una buena evolución clinica "esperada"; como la describió el Vaticano en los últimos partes médicos. La intervención, hecha con anestesia general, incluyó una "hemicolectomía izquierda" que implicó la extracción de la parte izquierda del colon. Si bien en principio la idea del Papa y del equipo médico comandado por el cirujano Sergio Alfieri era realizar una laparoscopía, la complicación para llegar al colon por ese método obligó a que Bergoglio fuera operado "a cielo abierto", afirmaron fuentes vaticanas a Télam.

COMPARTIR:

Comentarios