Miércoles 4 de Agosto de 2021

ARGENTINA

13 de julio de 2021

Atención padres: Estas siglas en los chats de tu hijo son señales de que está en riesgo

Hay acrónimos que son indicio de ciberbullying, consumo de drogas o prácticas sexuales. Cuándo es el momento de revisar los dispositivos digitales

Escriben como hablan. Y lo hacen muy rápido. Con sus veloces dedos, los chicos y adolescentes son capaces de teclear en sus celulares hasta 10 palabras más que un adulto de 40 años por minuto. La ortografía no es algo que les preocupe en las redes. Aunque a los padres sí: muchos se agarran la cabeza cuando ven que confunden “ahí” con “hay” o “a ver” con “haber”.

Más que estar atentos a las faltas ortográficas, los especialistas en seguridad informática señalan que el interés debería centralizarse en las abreviaturas que usan los menores porque pueden ser una señal de que están en peligro.

La Secretaría de Participación Ciudadana, que depende del Ministerio de Seguridad de la Provincia, detalla los resultados de un estudio realizado por la plataforma de seguridad on line Qustodio.

El trabajo revela que existen términos utilizados por los adolescentes a la hora de enviar mensajes con contenido sexual.

Los más comunes son: “GNOC” (desnudate frente a la cámara), “GYPO” (quítate los pantalones), “SUGARPIC” (petición de una foto sugerente) o “Nude” (desnudos). Otros acrónimos Qustodio ha recopilado todos los acrónimos comunes en el lenguaje de los menores que alertan no solo de conductas con connotaciones sexules, sino también de ciberbullying y de consumo de drogas. “THOT”, “HOE”, “BOSH SBW” y “SLUB” aparecen entre las siglas más frecuentes, y todas con un mismo significado: zorra. Los acrónimos que deberían preocuparnos en cuanto al consumo de drogas son “420” (marihuana) o “CID” (ácidos y drogas), explican desde Qustodio.

Durante el último año, que los chicos han pasado mucho más tiempo en las redes, aumentó el ciberbullying y también la práctica del sexting.

Según un estudio de EU Kids Online e INCIBE, tres de cada 10 menores han recibido mensajes con este tipo de contenido. “Los jóvenes, al acceder a un dispositivo tecnológico, ingresan a un mundo digital que incide en la vida real y evoluciona de manera rápida y constante. Así como existen oportunidades en el uso de las tecnologías, también hay riesgos a los que pueden estar expuestos”, remarca el secretario de Participación Ciudadana, José Farhat. Frases comunes Uno de los principales peligros es el sexting, sostiene Farhat.

“Se trata de la producción, envío o publicación de mensajes audiovisuales (fotos o videos) que tienen un contenido sexual sugerido o explícito”, define, y luego detalla cuáles son las frases más comunes que les pueden decir a los chicos en esta situación:

- “Nunca haré nada que no quieras, tranqui, yo te cuido…”

- “Ahora todo el mundo lo practica”.

- “No lo voy a compartir con nadie”.

- “Te re entiendo, a mí me pasa lo mismo, confiá en mí”.

- “Esto va ser nuestro secreto, queda entre nosotros…”.

- “La mayoría de mis amigos lo practican, pero nadie lo cuenta”.

- “Vos decidís hasta dónde podemos llegar”.

¿Respetar la intimidad? Muchos padres no saben cómo actuar cuando los chicos entran en la adolescencia, pues a esa edad pueden sentir como una violación a su intimidad que sus progenitores les revisen los chats. Por eso, los expertos recomiendan hablar mucho con ellos de lo que hacen en las redes sociales, así como antes se les consultaba qué habían hecho en el día, en plaza o en el club.

Hay que contarles cuáles son los peligros y darles la tranquilidad de que pueden confiar si algo les genera tristeza o preocupación. Sin embargo, hay signos que nos pueden advertir que nuestros hijos están en peligro y entonces sí conviene revisar los chats.

Cuáles son esas señales: “generalmente pueden experimentar cambios en su comportamiento, ansiedad, se alejan del dispositivo, descontinúan su uso, buscan espacios de soledad, exacerban su privacidad. Todos estos son signos que debemos tener en cuenta y en ese sentido dialogar con ellos fortalece los vínculos de confianza para acompañarlos y así ayudarles ante cualquier situación”, concluye Farhat.

Riesgos derivados del sexting

1- Sextorsión: es un delito de chantaje. Se amenaza a la víctima con publicar el material sexual que envió en privado si no accede a entregar lo que se le pide. Cuando la víctima es un adulto se le suele reclamar dinero, pero cuando están involucrados niños, niñas y adolescentes, se les suele pedir más contenido de tinte sexual.

2- Grooming: es un delito de acoso sexual a niños, niñas y adolescentes a través del uso de internet. El acosador o groomer es siempre un adulto, que se vale del engaño para ganarse la confianza de sus víctimas y tener una relación forzada con ellas.

3- Pornografía infantil: es un delito sexual que violenta la integridad de los niños, niñas y adolescentes; está penalizado por la ley y es perseguido internacionalmente. Muchas de las fotos y videos producidas como sexting y que tiene como protagonistas a niños, niñas y adolescentes, suelen terminar exhibidos en portales de este tipo, incluso sin que ellos lo sepan.

4- Pornografía vengativa: Cuando estamos enamorados y nos sentimos cómodos con nuestra pareja, el sexting puede surgir como un juego de seducción en un ambiente íntimo. Sin embargo, esta situación puede cambiar con el tiempo y muchas parejas pueden separarse. Cuando la relación se termina, si la expareja dispone de fotos o videos de ambos manteniendo relaciones sexuales, puede hacerlos públicos y este es el gran riesgo. Es un delito.

5- Daño a la reputación web: Cuando una imagen o video con contenido sexual explícito o sugerente es publicado en internet, los protagonistas pierden el control de quién puede ver y comentar ese contenido. Y aunque a posteriori queramos eliminar la publicación, será difícil borrarla completamente y para siempre de la web.

Fuente: lagaceta.com.ar

 

 

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​


.

COMPARTIR:

Comentarios