Miércoles 10 de Agosto de 2022

  • 4.3º

ACTUALIDAD

13 de julio de 2021

Cómo reconocer y alejarte de una persona tóxica

Este término parece que está más de moda que nunca en la actualidad, por eso es importante saber identificar los patrones en estas personas

El término “persona tóxica” lo hemos escuchado una y mil veces, y más en los tiempos que corren. Éste hace referencia a una persona que afecta negativamente a las personas que le rodean debido a su forma de ser y sus conductas tóxicas.

Primero de todo, debemos tener claro que una persona tóxica es aquella que desprende negatividad, pesimismo o desmotivación.

El hecho de tratar con una persona con un aura tan negativa, puede provocar que nos sintamos responsables de él o ella, en cierta forma, y que nos sintamos atrapados en la relación.

Otra característica de una persona tóxica es que suele ser muy autoritaria o egoísta, que abusa de nuestra confianza y que sabe llevarnos por donde él o ella quiere. Como nos conoce y sabe dominarnos, puede conseguir de nosotros lo que quiera.

Hay un punto primordial en las personas tóxicas y que debemos saber reconocer, y es que no siempre se comportan de la misma forma. Es decir, puede que su comportamiento sea distinto en los diferentes ambientes en los que se mueve. “No nos comportamos exactamente igual en todos los escenarios, ni todas las personas despiertan en nosotros las mismas facetas; por eso podemos resultar tóxicos o destructivos en algunas relaciones y, sin embargo, funcionar con relativa calidad en otras”, explica el psicólogo Rafael San Román.

¿Cómo reconocer una relación tóxica?

El primer paso y el más importante es saber cómo nos sentimos junto a esa persona. Si analizamos y reconocemos que esa persona desata sentimientos negativos en nosotros, entonces aquí tenemos la primera bandera roja. Pero también advertimos que no hagamos esta reflexión en caliente, después de una discusión, porque seguro que el resultado será negativo siempre.

Lo que venimos a decir es que analices la relación en general, no en un determinado momento solo. A continuación, debemos determinar si esa persona no nos hace sentir bien, y si la razón es el o ella, o bien nosotros mismos. Es decir, debemos saber si nos sentimos desanimados, asustados, incomprendidos, anulados... junto a esa persona.

Debemos saber también esta sensación negativa es producto de su comportamiento o bien de nuestra forma de ser y nuestros propios miedos. Si después de todo este análisis y reflexión te das cuenta que estas ante una persona tóxica, lo mejor es alejarte de ella. También es cierto que debemos tener en cuenta 3 factores a la hora de enfrentar este momento: qué rol ocupa en nuestra vida, qué dependencia tenemos de ella y si nuestra relación también afecta al entorno común.

Quizá es más fácil decir adiós a una amistad tóxica que a un familiar o una pareja, por ejemplo. “Lo que hay que hacer es, de momento, transformar la relación y más adelante ver si hay que seguir dando pasos hacia el alejamiento”, según explica San Román.

Cómo alejarnos de alguien tóxico

- Tomar distancia de esa persona: tenés que darte cuenta que vos sos alguien y no necesitas de la otra persona para ser vos mismo.

- Poner límites a las inercias y rutinas que existen a la hora de volver a acercarnos.

- Si no conseguís finalizar esta relación, pedir ayuda a algún profesional para que te acompañe en el proceso.

“Toxicidad fuera, mala vibra fuera”.

 

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​


.

COMPARTIR:

Comentarios