Miércoles 5 de Octubre de 2022

  • 23.3º

SOCIEDAD

6 de agosto de 2021

Asesinaron a una argentina frente a su hija de dos años y piden repatriar a la menor

La familia de la víctima en la Argentina espera poder traer al país a la hija del matrimonio, quien quedó huérfana

Un escalofriante femicidio protagonizada por una pareja de argentinos estremeció a Cataluña en los últimos días. La víctima es Antonella Orihuela, asesinada y luego calcinada por su pareja, Adrián Zanoni, quien más tarde se suicidó. La macabra escena ocurrió frente a su hija de 2 años.

Según informaron medios locales, la mujer de 30 años había denunciado a su esposo, pero la Justicia de España la forzó a permanecer bajo el mismo techo.

El femicidio ocurrió en el municipio de San Vicente de Castellet, a unos 50 kilómetros al norte de Barcelona, en la madrugada del 30 de julio. Testigos informaron a los efectivos de la policía catalana que observaron a un vehículo irrumpir en los matorrales de un descampado cerca de las 2 de la mañana de ese viernes. Una hora más tarde, vieron “una gran llamarada de fuego”, según reconstruyó el diario español El País.

Las llamas provenían del incendio provocado por Zanoni para incinerar el cadáver de su mujer, con quien estaba atravesando un proceso de separación, después de haberla asesinado. El cuerpo de la mujer estaba “totalmente carbonizado”, lo que imposibilitó por un tiempo identificarla. Los agentes sospechan que el hombre la mató y luego condujo el vehículo hasta esa zona para deshacerse de la víctima.

Adrián Zanoni “se suicidó asfixiándose con el cinturón de seguridad del asiento delantero” tras “matar e incinerar a su pareja”, reportó el medio, citando la principal hipótesis de la policía.

En el lugar de los hechos estaba la hija de ambos, de dos años, quien resultó herida por el fuego y fue trasladada a un hospital para ser asistida. Al haber perdido a sus padres, quedó bajo la tutela de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA).

Su familia en la Argentina pide desesperadamente por ella. Afirman que está “completamente sola, sin familia, en una delegación de cuidado de la infancia en Barcelona”, según el medio Río Negro. Los especialistas a cargo de la menor en España, en constante contacto con sus familiares argentinos, les advirtieron que los trámites burocráticos podrían demorar entre 15 días hasta tres meses.

Dormir con el asesino

Fuentes de la investigación del juzgado de instrucción número 2 de Manresa confirmaron que los argentinos estaban en proceso de separación, sin dar mayores detalles por estar bajo secreto.

Pero las amigas de Antonella ampliaron la historia en sus redes sociales. Luego de estar en pareja durante 11 años y a poco tiempo de haberse mudado a España por cuestiones laborales de él, “Adrián le pidió el divorcio, pero, al tiempo, arrepentido, pidió recomponer el matrimonio. Anto, ya cansada de los maltratos verbales, económicos y psicológicos, le dijo que no. Ahí es donde ella decidió hacer la denuncia”.

“A Anto la obligaron a seguir viviendo con su asesino”, relató su amiga, quien detalló que la Justicia española forzó a la víctima a permanecer en la misma casa para evitar una denuncia por “abandono de hogar”.

“Desde el jueves 29 no teníamos noticias de ella. En los grupos donde era siempre participe estuvo ausente más de lo normal, y, al intentar comunicarnos con ella, los mensajes no le llegaban”, continuó la joven, quien asegura que se enteraron del femicidio por los medios locales.

Desde entonces, sus seres queridos exigen justicia: “Esto se pudo haber evitado. Por eso hoy pedimos ¡Ni una Anto más!”.

Familiares y amigos de Antonella Orihuela  iniciaron un pedido internacional para que se aceleren los tiempos burocráticos para traer a la hija de la joven a Argentina, donde está su familia materna.

Según indicaron los tíos maternos de la niña, de 1 año y 9 meses, ella está "completamente sola, sin familia, en una delegación de cuidado de la infancia en Barcelona".

"Nosotros estamos en contacto con la psicóloga que la atiende y nos hemos reunido con el cónsul, pero nos dicen que entre todo el papelerío pueden pasar quince días o tres meses", declaró Ezequiel Orihuela, hermano de Antonella.

La familia de la joven argentina, asesinada por su pareja Adrián Zanoni quien después se suicidó, relataron que la chica dejó de contestar los mensajes el jueves a la mañana, y dudan de que los últimos intercambios hayan sido con ella.

Además indicaron que, antes del violento final, Antonella había denunciado en diferentes oportunidades a Zanoni por episodios de violencia, pero nunca pudo irse de la casa que compartían. Incluso, los hermanos de ella fueron testigos de hechos de esas características.

 

 

 

 

Fuente:nación/rionegro

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​

 

COMPARTIR:

Comentarios