Martes 27 de Septiembre de 2022

  • 15.9º

PAÍS

17 de diciembre de 2021

Condenan a 45 años de prisión al padrasto de la pequeña Mía

La nena tenía 3 años cuando perdió la vida en septiembre de 2014. Su madre fue condenada a 8 años de cárcel

El Tribunal Oral en lo Criminal I de La Plata condenó este miércoles por la tarde a los acusados por el homicidio de Mía Aguirre, la nena de 3 años que murió en Berisso el 24 de septiembre del 2014 luego de sufrir meses de abuso y maltrato infantil. 

Los acusados son Sergio Argañaraz, padrastro de Mía, que recibió la pena de 45 años de cárcel y la madre de la pequeña, Cecilia Cabrera, que deberá cumplir ocho años de reclusión. 

En el fallo se condenó a Argañaraz por el homicidio y violación de la nena, mientras que a su madre la condenaron por "homicidio calificado por el vínculo en el que median circunstancias extraordinarias de atenuación", y dichos atenuantes fueron las diferentes violencias que también sufría la madre de mía de parte de su pareja. 

Los jueces del Tribunal, integrado por Hernán Decastelli, Ramiro Fernández Lorenzo y la jueza Cecilia Sanucci, por unanimidad dispusieron que la madre cumplirá su pena en arresto domiciliario. Por el brutal asesinato, la fiscal Silvina Langone había solicitado la prisión máxima por imputarle el delito de "homicidio calificado por el vínculo". En tanto, por Argañaraz había pedido 45 años de pena por "homicidio simple en concurso real con abuso sexual con acceso carnal contra una menor y aprovechando la condición de convivencia preexistente". 

La doctora Langone señala que Cabrera actuó por omisión, por no haber hecho nada para evitar el maltrato, abuso y homicidio, mientras que consideró que el hombre había sido el autor material. 

Peritos de Tribunales explicaron que el acusado tiene una personalidad "narcisista y psicópata" y que aparentó ser muy religioso presentándose a las entrevistas con ellos con un rosario, sin poder engañar a los peritos que manifestaron que tenía un carácter agresivo. 

Además, un médico genetista declaró en el juicio y confirmó que en los hisopados practicados a la víctima se encontraron rastros de PSA, una sustancia que proviene exclusivamente de la próstata. 

Además, un forense policial confirmó que jamás olvidaría el caso y confirmó que Mía fue golpeada y que portaba lesiones de vieja data. Se comprobó que la niña falleció por un paro cardiorrespiratorio producto de una penetración anal. 

Los médicos que atendieron a la nena en el hospital de Niños expresaron en el juicio que recordaban el caso porque “jamás habían visto algo tan atroz” y que Mía presentaba “desgarros y hematomas en la zona anal”.  

El país se estremeció con el denominado “Caso Mía”. El 21 de agosto de 2014, la nena ingresó al nosocomio de Berisso en un estado de salud grave. Permaneció internada varios días hasta que su corazón dijo basta y se plantó. Falleció en el mediodía del 24 de septiembre como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio mientras se encontraba internada en la sala de cuidados intensivos del Hospital de Niños de La Plata donde había sido derivada. A la pequeña los acusados la habían llevado hasta el hospital donde dijeron a los médicos que se había caído. Todos los informes médicos dan cuenta de maltrato infantil con heridas y cicatrices de larga data.

 

 

Fuente:.0221.com.ar

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​

COMPARTIR:

Comentarios