Sábado 1 de Octubre de 2022

  • 13.7º

PAÍS

22 de diciembre de 2021

Una mujer de 50 años será la gestante de su propio nieto

Será en el marco de una fecundación asistida y llevará en su vientre el embrión que fecundaron su hija y la pareja de ésta. La joven no puede ser madre porque carece de útero

La Justicia de Familia de Rosario autorizó a una mujer de 50 años a gestar en su vientre a través de un sistema de fecundación asistida a su nieto o nieta. Es que su hija, de 25 años, carece de útero por una enfermedad y recurrirá a este método para ser madre. Según los abogados intervinientes, se trata de un fallo inédito en Santa Fe.

La resolución conlleva una historia de amor, resiliencia y voluntad de conformar una familia con descendencia. Con las reservas de las identidades correspondientes, trascendió que se trata de una mamá de 50 años que le ofrece a su propia hija gestar ante la imposibilidad de ésta de hacerlo por sus propios medios, por haber nacido con un síndrome por el cual no tiene útero.

Pero en esta historia confluye el deseo de ser madre, la ciencia y el derecho. Así se desprende de las argumentaciones que el juez de Familia de la 4º nominación, Gustavo Antelo, expuso en el expediente.

Tras el diagnóstico que no le permitiría gestar a un bebé, la joven de 25 años y su pareja se interiorizaron de la existencia de la técnica de subrogación de vientre. Allí la esperanza renació y sus expectativas resurgieron. Ante ello, fue decisivo que la madre de la chica le propusiera ser la gestante los nueve meses de embarazo.

Así, los “padres intencionales” se practicaron diversos estudios que establecieron que se encuentran aptos física y psicológicamente para llevar adelante el tratamiento de gestación por sustitución.

Y según detalló la abogada interviniente en el caso, se hizo un tratamiento de fertilidad asistida de alta complejidad con óvulos y semen de la propia pareja y se transfirió al útero de la gestante, quien dará a luz a su nieto o nieta.

Pero todo es muy reciente. Tanto la implantación o transferencia en el organismo gestante como su evolución. De modo que aún se desconocen los resultados a futuro.

Lo cierto es que los padres intencionales y la gestante subrogada, que fueron patrocinados por la abogada Nadia Parolin, dieron su consentimiento para la fecundación in vitro con útero subrogado.

El juez de Familia Antelo destacó “lo valioso y altruista que resulta el noble gesto de la mujer, la que sabedora del claro deseo de su hija en convertirse en madre, no ha dudado en asumir el rol de madre gestacional, situación otrora de imposible materialización y hoy en día cada vez más habitual gracias a los notorios avances médicos y científicos”.

Mencionó jurisprudencia que afirma que “la filiación mediante técnicas de reproducción humana asistida se encuentra en igualdad de condiciones y efectos que la filiación por naturaleza o por adopción”.

El magistrado sostuvo que “la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresó que la salud debe entenderse como estado completo de bienestar, mental y social, y no solo ausencia de afecciones o enfermedades. Dentro del concepto de salud, se encuentra incluida la salud reproductiva, definida ésta como un estado general de bienestar físico, mental y social y no de mera ausencia de afecciones o enfermedades, en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo y sus funciones y procesos; abarcando la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos; de procrear y la libertad de decir hacerlo o no hacerlo, cuando y con qué frecuencia”.

De esta forma, el magistrado estimó ajustado a derecho hacer lugar al pedido de autorización para la realización de transferencia de embriones a través de gestación por sustitución.

Además, dispuso que el bebé sea inscripto como hijo o hija de la pareja y le impuso la obligación de informar sobre su origen gestacional cuando adquiera la edad y grado de madurez suficientes. Y se determinó que la mujer gestante no tendrá “vínculo jurídico” con esta vida por nacer.

“Ella juega un rol fundamental en este devenir, ya que al brindar su expreso acuerdo en calidad de mujer gestante, colabora de manera vital para la realización de un derecho humano fundamental que se proyecta en toda clase de relación sin que el Estado pueda realizar intervenciones que impliquen un obstáculo a su ejercicio”, afirmó el magistrado actuante.

Este lunes se informó que este caso testigo es único en Santa Fe y puede sentar las bases para casos posteriores.

 

 

 


Fuente:lacapital

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​

COMPARTIR:

Comentarios