Lunes 27 de Junio de 2022

  • 8.7º

MÚSICA

1 de febrero de 2022

11 años sin María Elena Walsh: su vida en 11 éxitos

Dejó un vastísimo e importante legado literario, musical y fílmico. Enseñó a ver de otro modo la infancia. Con sus historias, aún invita a grandes y chicos a leer, a escuchar, a cantar y a jugar

Poeta, escritora, cantautora, dramaturga, compositora, María Elena Walsh llevó la cultura popular al punto más alto. Fue una artista prolífica y su nombre es sinónimo de calidad, virtuosismo y reinvención constante. Escribió y compuso tanto para chicos como para adultos, y con el paso del tiempo sus letras siguen cobrando nuevos sentidos.

Según el historiador y escritor Sergio Pujol, “lo que tal vez podríamos llamar género Walsh significa considerar a la canción popular como una forma cultural en sí misma que alberga todos los géneros y estilos, pero ninguno de ellos en particular; una búsqueda de equilibrio entre nacionalismo y cosmopolitismo. De hecho, sus canciones están compuestas sobre una increíble pluralidad de ritmos y formas”. Por ejemplo, “Manuelita la tortuga” es una habanera, “El reino del revés”, un bluegrass, y “Los castillos” es una pavana.

María Elena falleció el 10 de enero de 2011, tras una larga hospitalización. Tomamos estos once años de su partida como una excusa para visitar once de sus éxitos.

1. Vals municipal

Una vez y otra vez, cantaremos la fiel serenata… Así comienza esta canción que, balanceándose al ritmo del vals, nos invita a recorrer lugares emblemáticos de la “Reina del Plata”, asociando cada uno con un sentimiento o una vivencia. Entre los sitios que menciona hay una esquina legendaria del barrio de Belgrano, donde el amor romántico es posible (Es un hombre con una mujer / que se besan en Pampa y la vía); también hace lugar a cuestiones dolorosas, como los avatares destructivos de un supuesto progreso (Es la guerra y la demolición / arrasando paredes y calles). Hay además referencias a la “alta cultura” (Es París en el Teatro Colón / y en los libros de Plaza Lavalle), la bohemia (Es el tiempo tirado en cafés / y es memoria en la Plaza Dorrego) y a los amores melancólicos (Y también es morirse de amor / un otoño en el Parque Lezama).

2. El reino del revés

 

Es una divertida canción infantil, de las más populares que compuso María Elena. Propone asomarse a un mundo donde están subvertidas varias leyes de la naturaleza o de la lógica. Allí, cabe un oso en una nuez, un año dura un mes, el pájaro nada y el pez vuela, o un perro pequinés se cae para arriba.

3. Manuelita la tortuga

Es una de sus canciones más célebres y una de las más conocidas en la Argentina. Tan popular es la protagonista, que la ciudad bonaerense de Pehuajó –de la que, según dice la letra, es oriunda la tortuga– le erigió un homenaje a la entrada del pueblo.

La canción cuenta la historia de Manuelita, que, enamorada de un tortugo, decidió viajar a París para embellecerse. Pero “tanto tiempo tardó en cruzar el mar, que allí se volvió a arrugar”. “Y por eso regresó –vieja como se marchó– a buscar a su tortugo, que la espera en Pehuajó”, cierra la historia.

4. Novios de antaño

Novios de antaño by María Elena Walsh

Los “novios de antaño” son un pretexto para evocar los tiempos en los que la autora vivió sus primeros diez años, y rescatar así las lecturas, las películas y los personajes famosos de aquellos días. La narración se completa con las cartas de su abuela Agnes, una lúcida y tenaz inglesa a la que nunca conoció, pero de cuyas impresiones se vale María Elena para retratar la vida de los inmigrantes británicos.

5. Dailan Kifki

DAILAN KIFKI. Por WALSH, MARIA ELENA (+ 5 años)

Es uno de sus libros infantiles más conocidos, publicado inicialmente en 1966. Cuenta la historia de un elefante, “una enorme montaña gris”, que cambiará la vida de toda una familia con su llegada. El relato es contado desde la ternura con situaciones cómicas y cuenta con 48 capítulos que mezclan lo cotidiano con la fantasía.

6. Oración a la justicia

Señora de ojos vendados, que estás en los tribunales... Quítate la venda y mira cuánta mentira. Actualiza la balanza y arremete con la espada. Ilumina al juez dormido, apacigua toda guerra y hazte reina para siempre de nuestra tierra. La canción apareció por primera vez en el álbum El sol no tiene bolsillos, de 1971. Un clamor que no pierde vigencia.

7. Como la cigarra

La canción apareció por primera vez en un disco de 1973, pero se convirtió en un himno una década más tarde. En dos minutos cuarenta de duración, el tema captura un sentimiento colectivo que estaba en el aire durante la primavera democrática argentina. Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí, resucitando...

8. En el país de Nomeacuerdo

“En el país de Nomeacuerdo, doy tres pasitos y me pierdo. Un pasito para allí, no recuerdo si lo di. Un pasito para allá, ay, qué miedo que me da”. La canción se compone de dos breves estrofas, con una melodía que no llega a ser triste pero que decididamente no es nada alegre, y acompaña la idea de temor e incertidumbre que expresa la letra. La inclusión de este tema al final de la película La historia oficial habilitó una nueva interpretación para estas palabras, relacionadas aquí con los interrogantes y los dolorosos descubrimientos de la protagonista en torno a la identidad de su hija adoptiva.

9. Serenata para la tierra de uno

Porque me duele si me quedo, pero me muero si me voy. Por todo y a pesar de todo, mi amor, yo quiero vivir en vos. Una serenata, una canción de amor dedicada a la ciudad de Buenos Aires. Porque, a pesar del dolor, “el idioma de infancia es un secreto entre los dos”, y “porque le diste reparo al desarraigo de mi corazón”, hay motivos de peso para elegir quedarse.

10. Juguemos en el mundo

María Elena incursionó brevemente delante de las cámaras para la pantalla grande. Fue una de las protagonistas de Juguemos en el mundo, una película filmada en color en 1971 dirigida por María Herminia Avellaneda y con el guión de la propia Walsh. Los personajes de cuentos y canciones Doña Disparate y Bambuco llegan a un pueblo donde encontrarán problemas. Una película para chicos, en la cual los adultos advertirán una gran cantidad de guiños políticos.

11. Canción del jacarandá

Es una canción infantil inspirada en la belleza de las flores del jacarandá, un árbol subtropical sudamericano que florece en primavera. La letra es una celebración del disfrute inocente de la contemplación de esas flores (Se ríen las ardillas, ja jarajajá, porque el viento le hace cosquillas al jacarandá...).

 

 

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​


-

COMPARTIR:

Comentarios