Jueves 18 de Agosto de 2022

  • 17.4º

MUNDO

13 de marzo de 2022

Rusia-Ucrania: "En nombre de Dios, deténganse!", pidió el Papa Francisco

“Piensen sobre todo en los niños, a quienes se les quita la esperanza de una vida digna”, enfatizó el Sumo Pontífice

El papa Francisco hizo un sentido llamado para que se ponga fin a la "masacre" y al "inaceptable ataque armado" en Ucrania, invadida por Rusia desde el 24 de febrero, y aseguró que de lo contrario se reducirán las “ciudades a cementerios".

 

Tras la oración dominical del Ángelus, el pontífice argentino condenó la "barbarie" de matar a civiles, incluidos niños, y suplicó: "En el nombre de Dios, les pido que detengan esta masacre".

 

El papa indicó que la portuaria Mariupol, en el sur de Ucrania, asediada y gravemente golpeada por ataques rusos, "se ha convertido en una ciudad mártir en la desgarradora guerra que está devastando a Ucrania", informó la agencia de noticias AFP.

 

"Frente a la barbarie de la matanza de niños, personas inocentes y civiles indefensos, no hay razones estratégicas, solo se debe detener el inaceptable ataque armado, antes de que reduzca las ciudades a cementerios", aseveró.

 

El pontífice además pidió “que se escuchen los gritos de los que sufren y que cesen los bombardeos y los atentados. Que haya un enfoque real y decisivo en la negociación, y que los corredores humanitarios sean efectivos y seguros”, informó el portal de información de la Santa Sede, Vatican News.

 

Desde el principio del conflicto entre Rusia y Ucrania, Francisco se mostró muy comprometido con el tema, condenando la guerra varias veces, aunque sin mencionar a Rusia.

 

La semana pasada, el cardenal polaco Konrad Krajewski, limosnero del Vaticano, llegó a Ucrania en representación del pontífice, que le pidió permanecer allí el tiempo necesario para brindar apoyo al pueblo ucraniano "en estos momentos dramáticos de su historia".

 

El 25 de febrero, un día después del inicio de las operaciones militares rusas en Ucrania, el Papa visitó la embajada rusa ante el Vaticano, donde se reunió con el embajador para intentar mediar en el conflicto.

 

En los días subsiguientes, Francisco pidió detener los ataques armados, abrir corredores humanitarios para civiles que quieren huir de zonas de combate y del país y encontrar una salida diplomática a la crisis.

 

El pontífice ha rezado varias veces por los refugiados ucranianos, a los que donó material sanitario. También agradeció a Polonia por haber recibido a más de 1 millón de ellos.

Clarin

COMPARTIR:

Comentarios