Domingo 29 de Mayo de 2022

MUNDO

14 de abril de 2022

El Papa celebró el Jueves Santo tras dos años de pandemia, con la guerra en Ucrania como telón de fondo

Francisco lavó los pies a 12 presos. Polémica por la presencia de una enfermera rusa y una ucraniana en el Vía Crucis

El Papa celebró el jueves santo con el rito de la misa en la basílica de San Pedro y lavó los pies a doce presos al anochecer en la cárcel de Civitavecchia, a 80 kilómetros de Roma.

Pero la atención de los fieles está concentrada en el Coliseo romano, donde después de dos años de suspensión debido a la pandemia, volverá a celebrarse en la noche del viernes, el Via Crucis.

Como es tradición en esta ceremonia que atrae a millares de fieles y es retransmitida a todo el mundo por televisión, con el Papa presente, en los comentarios y en los participantes se evocan también hechos de actualidad.

Los rostros de Rusia y Ucrania

El Papa argentino aprobó que en la 13ª estación del Calvario sean dos jóvenes amigas, enfermeras que trabajan juntas, las que lleven la cruz. Son la ucraniana Irina y la rusa Albina.

Albina (de Rusia) e Irina (de Ucrania) protagonizarán el vía crucis ante el Papa Francisco, el viernes. Foto: EFE

La noticia desató un huracán de reacciones contrarias por parte de los ucranianos, que sostienen la imposibilidad de poner en el mismo plano al agredido y al agresor.

No basta que Albina diga y repita con los ojos llenos de lágrimas: “Soy rusa pero amo a Ucrania y estoy contra la guerra”. Irina, cuya familia está en Ucrania, defiende la sinceridad de su amiga.

Ambas son enfermeras en el Campus bio médico de Roma del Opus Dei, la poderosa preladura personal católica.

Uno de los asesores cercanos al Papa, el jesuita padre Antonio Spadaro, director de la revista “Civiltá Católica” de la orden de San Ignacio de Loyola, reaccionó a las críticas más encendidas recordando que el pontífice “es un pastor, no un político, que como tal actúa según el espíritu evangélico, que es de reconciliación".

El Papa celebró el Jueves Santo en el Vaticano. Foto: EFE

Críticas de la iglesia ucraniana

 

La polémica ha deflagrado por la oposición del arzobispo mayor Syatoslav Shevecuk, líder de la iglesia grecocatólica de Ucrania.

En un mensaje desde Kiev reiteró este jueves que su país “está viviendo el 48º día de oposición nacional a la agresión rusa, otra jornada más de muerte, destrucción, dolor y lágrimas”.

Calificó de “idea ambigua e inoportuna”, la de poner a una ucraniana y una rusa a llevar juntas la cruz en la estación del Calvario que recuerda la deposición de Jesús de la cruz ante su madre, la virgen María.

El arzobispo contesta abiertamente la decisión del Papa y afirma que los textos y los gestos del Vía Crucis son “incomprensibles y hasta ofensivos, sobre todo mientras esperamos el segundo y más sanguinario ataque de las tropas rusas contra nuevas ciudades y pueblos”.

Para el arzobispo católico de rito griego, está claro que “los gestos de reconciliación entre nuestros pueblos serán posibles sólo cuando la guerra habrá terminado y los culpables de los crímenes contra la humanidad serán condenados según la justicia”.

A su vez el nuncio apostólico en Kiev, o sea el embajador del Papa ante el gobierno ucraniano, monseñor Visvaldas Kulboas, habló pero en lugar de buscar bajar el tono de la polémica, dijo a los diarios locales que “no habría nunca organizado la oración de este modo, porque la reconciliación debe arribar después que se detenga la agresión”.

El embajador papal que critica al pontífice, caso único en la diplomacia pontificia, afirmó que solo habrá perdón “cuando los ucranianos podrán no solo salvarse la vida sino también la libertad”.

“Naturalmente sabemos que la reconciliación sobreviene cuando el agresor admite sus culpas y presenta excusas”, dijo.

El embajador ucraniano en el Vaticano, Andrij Yurash, agregó: "Comparto la preocupación general en Ucrania y en muchas otras comunidad, sobre la idea de poner juntas a llevar la cruz a dos mujeres, una ucraniana y la otra rusa, en el vía Crucis”.

“Estamos tratando de explicar las dificultades de su realización y las posibles consecuencias”, de un acto "que pone según los críticos en un mismo plano al agredido y al agresor, sin tener en cuenta el contexto de la guerra”, remarcó.

El diario vaticano L’Osservatore Romano explicó que “en este, nuestro tiempo, la vía de la Cruz de Jesús se entrelaza con la vías dolorosas en Ucrania, donde las terribles imagenes de cuerpos sin vida y el drama de personas en fuga testimonian los horrores de la guerra”.

El Papa volvió por su parte a tronar contra la guerra. “La hora que estamos viviendo nos deja consternados porque es atravesada por las fuerzas del mal. Los sufrimientos de tantas personas débiles e indefensas; los numerosos civiles masacrados y las jóvenes víctimas inocentes; la fuga desesperada de mujeres y niños", alertó.

"Todo esto sacude nuestras conciencias y nos obliga a no callar, a no permanecer indiferentes frente la violencia de Caín y al grito de Abel, sino a alzar nuestra voz con fuerza, en nombre de Dios, por el fin de tales acciones abominables”, concluyó Jorge Bergoglio.

-

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​

-

COMPARTIR:

Comentarios