Jueves 1 de Diciembre de 2022

  • 19.9º

ARGENTINA

5 de julio de 2022

Invierno: Cómo disminuir el consumo eléctrico

La menor duración de la iluminación solar y el descenso de la temperatura son los principales factores que aumentan el consumo de electricidad en los hogares

Hace unos días comenzó el invierno y las bajas temperaturas lo hacen notar. Sumado al aumento en las tarifas de luz, la importancia de cuidar el consumo eléctrico crece aún más en los hogares.

Entre los principales factores que impulsan la demanda de electricidad en estos períodos se encuentra la menor duración de la iluminación solar, dado que los días son más cortos y las personas requieren encender las luces para poder continuar con sus tareas. El descenso de la temperatura es el otro gran motor del consumo y uno de los principales impulsores del aumento de los costos.

Golpe al bolsillo: los 4 aumentos clave que llegan en julio

Según un estudio de Wabee Smart Energy, en las estaciones más frías es donde aumenta el consumo de electricidad, particularmente en los hogares, donde muchos de ellos han reemplazado sus sistemas de climatización a gas por los de consumo eléctrico. “Solo el 20% de los sistemas de calefacción que se ofrecen en el mercado funcionan a gas, el restante son artefactos electrónicos”, expresan desde Wabee Smart Energy.

Dado que la factura se emite dos meses posterior al consumo, los usuarios conocen su consumo eléctrico más tarde y no pueden reducirlo o ajustarlo. Con el dispositivo Wabee Data Point es posible conocerlo en tiempo real y recibir toda la información en el celular.

Entre las recomendaciones que se pueden aplicar para afrontar esta época del año se destacan los siguientes:

 Comprar aparatos con eficiencia energética A: los equipos eléctricos clase A consumen aproximadamente un 50% menos de energía que los que presentan un consumo medio. Caloventores y estufas halógenas consumen más energía y se recomienda limitar su consumo al mínimo.

 Utilizar equipos con tecnología Inverter: Se trata de un sistema que regula la velocidad del compresor para que trabaje a una velocidad constante, de forma más eficiente y reduciendo el consumo.

 Mantener el aire acondicionado en 24°C: esto permite grandes ahorros de energía a nivel micro y macro, evita los cortes de luz y es más que suficiente para sentirse a gusto en el interior de un ambiente, tanto en verano como en invierno.

 Contar con buenos cerramientos en las ventanas y evitar filtraciones de aire que enfrían el ambiente.

 Instalar monitores de consumo eléctrico en tiempo real para conocer las variaciones del consumo de los electrodomésticos y anticipar el importe a pagar según la proyección de consumo actual.

 Si aún se conserva alguna estufa a gas, se pueden combinar el uso de sistemas de calefacción a gas y eléctrica, donde el sistema a gas permite climatizar el ambiente y que el calor tarde más en disiparse.

 Utilizar el mayor tiempo posible la luz solar: ubicar los espacios de trabajo cerca de grandes ventanas es una buena forma de optimizar la energía y reducir el consumo de luz.

 Desconectar todos los aparatos eléctricos que se estén usando: desde el cargador del celular, hasta la estufa, desenchufarlos representa un menor consumo de energía.

 Descongelar el freezer: si bien no es algo específico para el invierno, el hielo que queda en las paredes puede generar un aislamiento que es contraproducente, y consume hasta un 20% más de energía.

Los dispositivos de Wabee Smart Energy pueden utilizarse tanto en hogares, como en empresas, comercios e industrias, y entre sus beneficios se encuentran la reducción de costos, el ahorro de energía y el análisis con registro histórico de las mediciones en función de un objetivo.

 

 

Fuente:telám

-

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé clickacá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo clickacá📲​

-

COMPARTIR:

Comentarios