Miércoles 5 de Octubre de 2022

  • 23.3º

MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

3 de agosto de 2022

Condena al taekwondista: “No debió usar su conocimiento en artes marciales para agredir”, dijo el fiscal

Ayer, martes 2 de agosto, culminó el juicio por el crimen de Julio Rubén Scida (64). El acusado, Ángel Ismael Cativa (28), quien fue condenado a la pena de 11 años de prisión

Sobre la pena impuesta, el fiscal Carlos Sale, titular de la Unidad Fiscal de Homicidios II, señaló: “Fue una condena ejemplificadora, en un juicio atípico, en el sentido que no se suele llegar a una situación tan lamentable por una discusión de tránsito. Espero que esto sirva como reflexión para que ante problemas de este tipo no vuelvan a ocurrir hechos tan lamentables”.

“En este caso, se tuvieron en cuenta las características personales del acusado, es decir un especialista en artes marciales. Debe primar en estas personas el autocontrol y el respeto a terceros. No debió usar su conocimiento en artes marciales para agredir”, concluyó. 

El fiscal señaló que el acusado, campeón de artes marciales, pudo representarse que podía matar a la víctima, y de todos modos le arrojó a traición un golpe que fue contundente.

El  investigador también destacó que una patada es un medio idóneo para causar la muerte si es aplicada por un especialista, como en este caso.

Mortal ataque

El homicidio ocurrió en la noche del 16 de octubre de 2021, cerca de las 23:30 horas, en inmediaciones de calle Las Rosas y avenida Presidente Perón, en Yerba Buena.

Todo comenzó cuando Patricio Scida (hijo de la víctima), se encontraba cruzando la avenida Perón, circunstancia en la que Cativa, circulando a gran velocidad en una motocicleta, cruzó con el semáforo en rojo.

El joven le reprochó al motociclista esa actitud. Entonces, Cativa detuvo la marcha del rodado y regresó, iniciándose una discusión con Scida, a quien sorpresivamente comenzó a golpear en reiteradas oportunidades. Esta situación fue observada por Scida padre, quien aguardaba a su hijo en una camioneta.

El arquitecto descendió del vehículo con la intención de interceder. Cuando se retiraba con su hijo, Cativa (profesional en artes marciales), aprovechando sus conocimientos y la diferencia de edad con Scida (que además se encontraba desprevenido e indefenso), lo atacó.

El agresor, ex campeón nacional en 2007, 2008 y 2009; y Panamericano en 2007, representándose la posibilidad de causarle la muerte, le pegó una patada en la cabeza, haciendo que cayera pesadamente, en estado de inconsciencia, provocándole un traumatismo craneano grave, que le causó la muerte.

 

 

 

 

 

 

-

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​

-

COMPARTIR:

Comentarios