Jueves 22 de Abril de 2021

POLITICA

7 de marzo de 2019

Carrió dijo que no votaría a Lavagna porque usa soquetes

La diputada nacional criticó la posible postulación del economista y respaldó al periodista Daniel Santoro y al fiscal Stornelli, afirmó que, "No votaría a nadie que ande en soquetes en Pinamar".

Elisa Carrió aseguró que, "No podría votar a (Roberto) Lavagna porque es aburrido, soberbio y usa soquetes", así criticó la posible postulación electoral del economista, que proponen algunos sectores del peronismo.

En una entrevista la funcionaria dijo, "Yo me retiro porque tengo 62 años, lo que digo es que hay que dar paso a nuevas generaciones. Lavagna es aburrido, soberbio, te lo dicen todos que es insoportable".

"Tiene un problema de autoestima y además anda en soquetes, no votaría a nadie que ande en soquetes en Pinamar. No hay cosa menos erótica en los hombres que anden en soquetes y calzoncillos, un horror. ¿Malla y soquetes?" expresó.

Además se refirió a la supuesta operación de la que son víctimas el fiscal Carlos Stornelli y el periodista Daniel Santoro, quienes fueron mencionados por el falso abogado Marcelo D'Alessio, acusado de extorsionar empresarios.

Carrió afirmó que pone "las manos en el fuego " por Stornelli y Santoro", al tiempo que cargó contra el juez federal  de Dolores, Alejo Ramos Padilla, a quien consideró "un militante kirchnerista que se está prestando a una operación, un delincuente al que estoy acusando penalmente".

El magistrado lleva adelante una causa iniciada por el empresario Pedro Etchebest contra D'Alessio.  A los tres Carrió los acusa de formar parte de la supuesta operación y sobre Etchebest dijo que tiene sospechas de que es "testaferro de Juan Manuel Campillo".

Consideró que "Santoro es el mejor periodista de investigación de la Argentina" y advirtió que "si lo meten preso, vamos a ir presos todos" y calificó a Stornelli "como un hombre valiente que está trabajando".

La legisladora aliada del Gobierno hizo alusión a la causa de los cuadernos de las coimas K. Afirmó que todos "están prácticamente condenados" y mencionó a Cristina Kirchner, sus hijos y al contador arrepentido Víctor Manzanares.

Carrió opinó que fue un error "no decir que la salida era muy difícil", que eso fue una "falla grave", aunque dijo que siempre pensó "que iba a ser mucho peor la salida".

Por último expresó, "Pudimos salir para no ser Venezuela, pero caminar hacia una nueva Argentina es algo muy difícil y lo estamos haciendo con mucho dolor. Estamos sufriendo muchísimo, esto alcanza el bolsillo de todos, pero vamos a salir".

 

Fuente: infobae

COMPARTIR:

Comentarios