Jueves 22 de Abril de 2021

SOCIEDAD

7 de marzo de 2019

Quedó embarazada y dio a luz sin haber tenido sexo

Revati Bordawekar, de 30 años, padece vaginismo, una afección que le impide tener relaciones sexuales, pese a todo ahora es mamá.

La mujer era adolescente cuando se dio cuenta de que tenía un problema. Cuando quiso ponerse un tampón, su mano empezó a temblar, los músculos de su vagina se contrajeron y no pudo hacer nada para evitarlo.

Revati Bordawekar, de Ahmednagar, India, no se animaba a decir nada. De hecho, eso no le impidió casarse con su actual esposo Chinmay, a los 25 años.

En ese momento le habló Chinmay de lo que le pasaba, y le impedía tener sexo. Juntos empezaron a probar todo tipo de estrategias para conseguirlo, pero nada daba resultado.

Juntos fueron al médico para que saber lo que sucedia. Los profesionales luego de varias pruebas le diagnosticaron vaginismo. Esta afección se manifiesta en dificultad para realizar el coito debido a la contracción involuntaria de los músculos de la vagina.

La causa de esta enfermedad, en la mayoria de los casos, es psicológica. Puede deberse a un trauma de la infancia que provoca ese temor paralizante ante el sexo.

Los médicos le removieron el himen a través de una intervención quirúrgica y trataron de dilatarla. Pero tampoco lograron resolver el problema.

Revati contó, "Estábamos desesperados porque queríamos ser padres. Busqué en grupos de apoyo de vaginismo formas alternativas de quedar embarazada".

Luego de un tiempo optaron por la fecundación in vitro, lograron el embarazo en el segundo intento.

A medida que el embarazo avanzaba y se acercaba el nacimiento, la joven tomó una decisión: quería que fuera un parto natural. También lo consiguió. Tras 48 largas horas de trabajo, dio a luz a Eva el pasado 9 de febrero.

Luego de dar a luz, Revati comentó, "Pensé en lo mal que me sentí cada vez que no pude disfrutar de algo tan natural para la mayoría. Era mi única posibilidad de experimentar el milagro del parto natural. Así que estaba lista para pujar".

Pese a que no pudieron tener relaciones, la mujer está confiada en que ahora podrán hacerlo. "Siempre me digo a mi misma que si pude sacar a un bebé de 2,7 kilos y una cabeza de 33 centímetros de circunferencia, fácilmente puedo aceptar un pene adentro mío", afirmó.


Fuente: infobae

COMPARTIR:

Comentarios