Jueves 22 de Abril de 2021

12 de marzo de 2019

Aerolíneas Argentinas no realizará viajes en aviones del modelo caído en Etiopía

Son cinco aeronaves Boeing 737 Max 8, que generalmente realizan rutas de cabotaje y regionales. Los pilotos se habían negado a volar esos aviones.

Luego del accidente aéreo ocurrido el domingo con un avión Boeing 737 Max 8 de la compañía Ethiopian, en el que murieron 157 personas, Aerolíneas Argentinas decidió suspender de manera momentánea los vuelos que tenía previsto para ese modelo de aeronaves. Una medida similar habían tomado, previamente, países como China, Mongolia, Indonesia y Etiopía. Al cierre de esta edición, desde compañía diagramaban el cronograma para reprogramar los servicios: generalmente, ese tipo de aviones son utilizados para rutas de cabotaje o regionales.

Desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) habían decidido no tomar servicio en esos aviones hasta tanto las autoridades gubernamentales y la compañía confirmen la seguridad de las operaciones de esa aeronave, similar a la de la empresa Ethiopian. En un comunicado, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas señaló que en atención a los “dos recientes accidentes de aviones Boeing 737 MAX” pidieron “tanto a la ANAC como a Aerolíneas Argentinas medidas preventivas que garanticen la seguridad de las tripulaciones (pilotos y TCP) y de los pasajeros”. “Desde APLA hemos dado mandato gremial a los pilotos de Aerolíneas Argentinas de NO tomar servicio en vuelos operados con Boeing 737 MAX”, y aclaró que “los vuelos en curso se completan y regresan a base”.

El accidente del domingo se suma al del Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea indonesia Lion Air, que cayó sobre el mar de Java a finales de octubre, matando a las 189 personas que viajaban a bordo y se desconocen aún las causas de ambos accidentes.

Distintas versiones mencionaron como posibles causas fallas en el entrenamiento de las tripulaciones para utilizar los sistemas computarizados del avanzado avión, así como también de problemas en la comunicación y formación provista por Boeing sobre estos elementos. A raíz de estos hechos, en noviembre de 2018 la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) y la misma Boeing emitieron una directiva de emergencia a todos los usuarios de los 737 MAX sobre el peligro de lecturas erróneas en los sensores y los efectos en el MCAS (Sistema de Automatización de las Características de maniobra, en inglés) solicitando una revisión de los certificados y los procedimientos, ya que la modificación de la ubicación de los motores en la nueva versión, hacen necesario un procedimiento particular de parte de los pilotos.

 

 

Fuente: ambito

COMPARTIR:

Comentarios