Sábado 28 de Noviembre de 2020

27.2°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

INTERNACIONALES

3 de abril de 2019

El negocio de curar la homosexualidad

Sucede en México, a través de un mensaje de WhatsApp preguntan, "¿Estás interesado en quitarte el sentimiento de atracción homosexual?"

La Asociación de Psiquiatría Americana eliminó a la homosexulidad de las páginas de su manual sobre trastornos mentales, en 1973 desde entonces el estereotipo negativo hacia las personas gay parecía disminuir, sin embargo, en al actualidad aún hay personas que creen que se trata de una enfermedad y ofrece "terapias de conversión" cuyo fin es "borrar esos sentimientos".

Las Clínicas como VenSer, la cual está conformada por un grupo de psicólogos cristianos y cuyo enlace de Google destaca el mensaje "Cómo salir de la homosexualidad", son claro ejemplo de estas prácticas.

Según Carmen Francisco, mujer entrevistada por Ruido en la Red, este tipo de asociaciones apelan a decir que se ha quebrantado un área en la vida de sus pacientes, específicamente en el ámbito sexual, y que a partir de eso deben pasar por un proceso de restauración.

Aunque la terapia comienza por escudriñar un trauma en la infancia de los pacientes, existen registros de que los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (ECOSIG) han incluido privación de la libertad, tortura, violaciones correctivas, medicalización de los cuerpos y rechazo familiar.

La directora de análisis legislativo y asuntos internacionales del Conapred, Julia Marcela Suárez, afirma que estos tratamientos se basan en premisas falsas que pueden ser potencialmente dañinas y además "alimentan un estigma negativo sobre la homosexualidad y finalmente eso se vuelve un caldo de cultivo para la homofobia".

En los datos de Conapred no hay registro de estos lugares, de las personas afectadas y tampoco cuenta con expedientes de queja formal sobre el tema, pero ha atendido 21 planteamientos relativos a terapias de conversión en su departamento de orientación entre 2017 y 2019.

Actualmente, estos grupos no hablan de la homosexualidad como una enfermedad. Han transformado su discurso, mas no sus objetivos, pues buscan "desarrollar la heterosexualidad". De acuerdo con Iván Tagle, activista por los derechos humanos, "ahora se maquillan como grupos de superación personal o de autoapoyo".

Al respecto, la senadora Citlali Hernández Mora considera que estas prácticas únicamente benefician a un ala conservadora que genera un negocio a través de estas terapias. Por eso, buscan cambiarlo desde el aspecto legal.

Sólo en tres países del mundo se han prohibido estas terapias de conversión: Brasil, Ecuador y Malta. En México existe una iniciativa en el Senado para reformar el Código Penal y la Ley General de Salud con el fin de sancionar a quienes ofrezcan terapias de conversión.

La propuesta de la Ley General de Salud en su artículo 465 bis plantearía que el castigo para el profesional, técnico o auxiliar será la suspensión del ejercicio profesional de uno a tres años o de forma definitiva, en caso de reincidencia.

Es importante resaltar que 72 países del mundo aún consideran un crimen el ser homosexual, en 19 existen leyes de orden moral contra los homosexuales y únicamente nueve países en el mundo contemplan la no discriminación por razones de orientación sexual en sus constituciones, México entre ellos.

 

 

Fuente:infobae

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios