Miércoles 27 de Enero de 2021

32.8°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

POLITICA

5 de junio de 2019

Germán Alfaro puede perder las elecciones

A 4 días de las elecciones se produjeron novedades relevantes y de consecuencias político-electorale. Con riesgo de ruptura post comocios con Silvia Elias de Perez, puede afectar aún más su potencial electoral

El diario "El Tucumano" realizó un informe sobre los candidatos a 4 días de las elecciones generales en Tucumán. “Que termine ya”. Es la frase que habría pronunciado Germán Alfaro, intendente de la Capital, a días del cierre de la campaña electoral 2019. Una campaña que lo ha puesto en la última semana en el ojo de la tormenta. Las últimas encuestas de Cambiemos lanzan un virtual "empate técnico" con su principal adversario, Mario Leito, del Frente Justicialista por Tucumán. A continuación, algunas de las razones que habrían llevado a esta situación.   1. Silvia Elías, la candidata de plomo   Silvia Elías de Pérez es un yunque a las aspiraciones de Germán Alfaro para seguir en la Intendencia por cuatro años más.   Según las últimas mediciones Alfaro alcanzó un techo de 34% de intención de voto contra un 27% de Leito. Sin embargo, Elías de Pérez en San Miguel de Tucumán no goza de la popularidad del jefe municipal: sólo un 19,3% de los capitalinos estarían dispuestos a votarla.   Desde el seno alfarista admiten con pesar que la candidata macrista les restará entre 10 y 12 puntos al intendente. El corte de boleta históricamente no superó el 3% en Tucumán, lo cual preocuparía a los armadores territoriales.     2. Contexto nacional adverso   La crisis económica en la que se encuentra sumida el país es evidente. Se siente en los bolsillos, se padece. Al igual que Silvia Elías de PérezGermán Alfaro ha hecho lo imposible para despegarse del presidente Mauricio Macri, quien sólo en nuestra provincia ostenta más de un 80% de imagen negativa. Esto se suma, además al crecimiento del desánimo y la broncade los tucumanos, según quedó registrado en un estudio de la consultora Haime.   El gobierno nacional aspira a que Alfaro retenga la capital para Cambiemos, el distrito de mayor peso, teniendo en cuenta que la labor de Elías de Pérez como senadora es esquiva a los vecinos de San Miguel de Tucumán. En este contexto, la identificación de la gestión del jefe municipal con la del mandatario nacional y su candidata a gobernadora, le restaría voluntades.     3. Una campaña dispersa   En su afán de despegarse del presidente Mauricio Macri, dejando de lado por completo la identidad gráfica característica de Cambiemos, Germán Alfaro se ha acoplado a la estética nipona de Silvia Elías de Pérez, un diseño en todo caso muy similar al actual logo de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, con los rayos del sol naciente surcando el cielo tras la fachada de la Casa Histórica.   En los afiches, el logo del frente Vamos Tucumán, otrora Cambiemos Tucumán, es un collage. Cada integrante del espacio escogió colores distintos para promocionarse, lo que para el elector resulta bastante confuso. ¿Quién es quién? Un verdadero obstáculo para identificar claramente a los postulantes del espacio en el cuarto oscuro.     4. Ex aliados, en la vereda del frente   Desde antes del inicio de la campaña fueron varios los dirigentes, edilens y aspirantes al poder legislativo provincial y municipal quienes dieron la espalda a la estructura alfarista.Muchos de ellos que llegaron con el Acuerdo para el Bicentenario (APB) en 2015,  se pasaron a las filas del gobernador Juan Manzur. Es el caso de los legisladores Stella Maris Córdoba, Christian Rodríguez (ex dirigente de Domingo Amaya), Eduardo Bourlé (referente histórico del La Bancaria).    A este grupo se suman: el concejal José María Franco, quien dejó en banda a Alfaro para sumarse a las filas manzuristas.     5. Fuga de funcionarios y candidatos   Alfaro también sufrió renuncias del propio staff de funcionarios de la municipalidad que conduce. Este año, abandonaron Fabián Pérez, Félix Reales, Alicia Belmonte, Elizabeth Bichara y José Miranda.   Además, en los últimos días comenzaron a renunciarle candidatos que ya tenían su nombre impresos en las boletas del alfarismo.   Es el caso de al menos cinco candidatos del acople Tucumán Para Todos quienes presentaron su renuncia ante la Junta Electoral Provincial. Algunos de ellos son Jorge BenedekMaría Florencia Méndez y Miriam Barraza.   Del mismo modo han abandonado al alfarismo dirigentes que respondían al concejal Jhony Ávila, cuñado del intendente. Natalia Vargas y Pablo Palominos, se encuentran en esta lista.   Todos estos nombres ya se encuentran trabajando en los circuitos de Capital para traccionar votos hacia Mario Leito y la fórmula Manzur-Jaldo.     6. Campaña digital nula   Germán Alfaro tuvo una nula presencia en las redes sociales, con escasa producción audiovisual y de una calidad discutible, a diferencia de sus principales adversarios. A contrapelo del manual cambiemita, el jefe municipal se acordó tarde y mal del nuevo espacio público que configura el mundo digital.   El equipo de comunicación del actual intendente prefirió volcar todos sus recursos en medios tradicionales como el papel y la televisión.     7. Discurso pobre   Germán Alfaro no pudo plasmar en palabras sus proyectos. Basó su discurso en temas de actualidad, como la violencia de género, tópico que tocó con bastante liviandad. En uno de sus numerosos spots basados en discursos realizados durante actos de campaña, el jefe municipal pretende demostrar grado de compromiso con el feminismo invitando a los hombres a no acosar a las mujeres, sino “a seducirlas”.   En uno de sus últimos encuentros proselitistas, a falta de palabras, el intendente animó a la multitud a cantar los versos de un cántico soez:   Yaaaaaa loooo veeeeoo Yaaaaaa loooo veeeo Eeeeeeeel domingoooo A estos los cogemos     8. Blanco de campañas negativas   Esta última semana, la campaña le trajo bastantes dolores de cabeza a Germán Alfaro. Nuevamente, medios nacionales se hicieron eco de un hecho de clientelismo registrado en diciembre del año pasado, cuando en camiones de la Municipalidad repartió cajas navideñas con la foto de él y de su esposa, la diputada Beatriz Ávila, a vecinos de numerosos barrios de Capital.   Este triste recuerdo se actualizó a partir de la difusión mediática de un cheque de $17 millones pagado por la Intendencia a la cadena de supermercados Luque por compra de mercadería, a horas de la elección.    Por último, en épocas dominada por la posverdad, la filtración de un audio que revelaría aspectos de la vida privada del intendente fue expuesta en las redes sociales. La repercución de la polémica "conversación íntima" fue la nota de color de los medios chimenteros nacionales.  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios