Jueves 17 de Junio de 2021

TUCUMÁN

12 de septiembre de 2019

Se conocieron detalles de la detención a Piccinetti, el prófugo más buscado de Tucumán

Ya está en territorio argentino. Luis Rafael Piccinetti, el presunto homicida que llevaba ocho años prófugo, llegó esta tarde a La Quiaca y se espera para mañana su arribo a nuestra provincia

 

Eugenio Agüero Gamboa, titular del Ente Coordinador de Investigaciones Fiscales, dio detalles de la investigación que permitió dar con el autor del crimen que sacudió a Tucumán hace 12 años.

Luis Piccinetti fue juzgado junto a Silvia Lai por el asesinato de Eduardo José Salas, esposo de la mujer que fuera su amante, quien también recibió sentencia por el caso, ocurrido en la ciudad de Trancas.

Pero a diferencia de ella, que escuchó el fallo y cumple su condena de reclusión perpetua, el entrenador se fugó y permaneció en la clandestinidad todos estos años.

Finalmente, la tarea del ECIF permitió dar con su paradero.

Hasta ayer, cuando lo atraparon en Cochabamba, era uno de los hombre más buscados de Tucumán. "La búsqueda duró varios meses. Se descartó que haya estado oculto en esta provincia y se enfocó la investigación en Bolivia", explicó Agüero Gamboa, coordinador del ECIF.

"Piccinetti no se resistió y se entregó de manera pacífica", dijeron los investigadores. En esa ciudad del país vecino, Piccinetti utilizaba una identidad falsa, había formado pareja con una mujer de alto nivel económico y administraba dos gimnasios.

Ahora aguardan que las autoridades judiciales completen los respectivos trámites para iniciar su traslado a la provincia que, estiman, se concretaría recién en horas de la madrugada. Lo harán bajo la custodia de la división Homicidios de la Policía de Tucumán.

Piccinetti se fugó el 23 de febrero de 2011, el día que iba a escuchar la sentencia en el juicio que se llevaba adelante en contra suya y de Silvia Raquel Lai. Según la investigación judicial, ambos eran amantes y, tras ser descubiertos por el marido de ella, el agricultor Eduardo José Salas, lo mataron.

Por ese hecho, la mujer fue condenada a prisión perpetua y actualmente cuenta con permisos extramuros para asistir a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán, donde cursa la carrera de abogacía.

 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios