Domingo 1 de Agosto de 2021

INFLACIÓN

13 de octubre de 2019

Macri prometió dejar la inflación en cero, pero hoy supera el 300%

La inflación en el país a poco de cumplirse el mandato completo de Macri, superó ampliamente el promedio de años anteriores. El presidente preveía dejar el Gobierno con un dígito de IPC, pero termina con más de 40% anual

Durante la campaña para llegar a la presidencia Mauricio Macri, anunciaba como uno de los puntos centrales lucha contra la suba de precios. "Es lo más fácil" o "en mi gobierno la inflación no va a ser un tema", son algunas de sus frases que hoy, a la vista de los resultados, fueron de mínima un diagnóstico equivocado.

El por entonces jefe de Gobierno porteño el 30 de enero de 2014 en una entrevista con CNN Español aseguraba: “La inflación es la demostración de la incapacidad de gestión porque significa que uno no puede administrarse con los recursos que tiene”.

En septiembre de ese mismo año, comunicaba que si en 2015 ganaba las elecciones presidenciales llevaría la inflación "a cero" en 2018. Fue durante una exposición en un encuentro de la CAME con precandidatos por el Día de la Industria. 

En 2015, durante el debate en el que discutió ideas con el entonces candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, el líder del “Sí se puede” prometía: “Teniendo un gobierno que va a fijar reglas de juego claras, va a bajar la inflación a un dígito”.

Pero a poco de cumplir su mandato, la inflación no sólo no mermó sino que superó con amplitud el promedio de la última gestión de Cristina Fernández de Kirchner: pasó de un 28% promedio anual en el período 2011-2015, según datos de la consultora ABECEB, a un 40,4% promedio anual contando desde noviembre 2015 a diciembre 2019.

Es válido recordar que en medio de la emergencia estadística, el 2016 arrojó una inflación oficial de 36%, mientras que el INDEC informó en 2017 una suba de precios de 24,8% y en 2018 de un 47,6%. Asimismo, los especialistas esperan para 2019 una inflación por encima del 50%.

Consultoras interpeladas por Ámbito, calcularon una inflación total para la gestión de Cambiemos (incluye datos del INDEC para los primeros tres años y una proyección para 2019), de hasta 311%. Tal es el caso de la Fundación Libertad y Progreso, que calculó ese porcentaje para los cuatro años del gobierno de Macri y un 60% para 2019.

Analytica proyectó una inflación para este año de 51% y un total de 297% para el período que va de noviembre de 2015 al cierre de 2019. 

Con números similares se ubica el análisis de C&T Asesores: 51% para 2019 y un acumulado de 286% para los cuatro últimos años de gobierno.

Detrás surgen la estimaciones de Econviews, la consultora dirigida por el extitular del Banco Nación Carlos Melconian y el economista Rodolfo Santángelo; Ecolatina; ABECEB; el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO); Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL); Orlando J. Ferreres y Eco Go, con un piso de 237% y un techo de 300% para el acumulado.

Durante la gestión de Macri hubo tres o cuatro componentes de la inflación jugando fuerte. En primer lugar toda la recomposición del atraso tarifario que llevó a aumentar las tarifas de los servicios públicos muy por encima de otros bienes. Pero también hubo un dólar oficial que pasó de $9 a $16 tras la salida del cepo.

Para la economista de ABECEB se subestimó el tercer componente que pesa mucho en la Argentina que es la inercia inflacionaria. 

“Eso se origina en dos o tres componentes. Por un lado, porque se ajuste mirando la inflación pasada y no la futura. Por otro lado, el componente expectativas tiene su rol. Esto hace que arrastres inflación pasada hacia el futuro. Se genera un arrastre difícil de bajar”, detalla.

Mirando hacía adelante, Bacigalupo considera: “Macri asumió una economía desajustada y con muchos desbalances. Y Alberto Fernández si es presidente va a recibir una macro frágil, con cepo, con necesidad de renegociar la deuda y con estanflación pero no una macro tan desajustada como recibió Macri. Tampoco Alberto (Fernández) va a recibir la economía que recibió Néstor Kirchner que tenía condiciones para un rebote”.

“En resumidas cuentas, este gobierno tuvo la buena intención del programa original de eliminar las distorsiones de precios relativos de hacer un programa económico con convergencia hacia el equilibrio fiscal gradual y metas de inflación pero que no estaban dadas las condiciones macro en ese momento”, añade.

Asevera que el nuevo Gobierno va a tener el mismo desafío con distintos puntos de partida y que tiene que ver con volver a poner en el centro de la escena un programa macroeconómico consistente sin el cual se termina en una crisis, tarde o temprano.

“El próximo gobierno no va a terminar con inflación menor al 15% o 20%. Va hacia un crecimiento lento y desinflación lenta, asumiendo que se trabaje correctamente”, concluye.

Así las palabras del actual mandatario vuelven sobre sí mismo: “La inflación es la demostración de la incapacidad de gestión porque significa que uno no puede administrarse con los recursos que tiene”.

De este modo Macri, no solo no supo atacar un problema que en la Argentina fue siempre un flagelo y que apenas tuvo una solución parcial con la convertibilidad, sino que la suba de precios se incrementó. Queda claro que de acá en más, gobierne quien gobierne, la inflación será un eje central que no habrá que subestimar.

 

Fuente:ambito

COMPARTIR:

Comentarios