Miércoles 4 de Agosto de 2021

MUNDO

16 de octubre de 2019

13 policías en México fueron acribillados y quemados vivos

En el municipio de Aguililla, en el estado de Michoacán, una región golpeada por la violencia ligada al crimen organizado, al menos 13 policías murieron y 9 resultaron heridos en una emboscada del poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)

Las víctimas formaban parte de un grupo de 41 policías que, a bordo de cinco patrulleros, iban a recoger a una mujer y a su hija para apoyarlas en el traslado ante un juez de la región, segú lo comentado por el jefe de la Policía Estatal.

Los vehículos quedaron calcinados al ser atacados a balazos y con granadas de fragmentación. Los agresores también dejaron mensajes con amenazas para las instituciones de seguridad.

Aguililla es el municipio natal de Nemesio Oseguera Cervantes alias El Mencho, líder absoluto del CJNG y considerado como el narcotraficante más buscado por los gobiernos de México y Estados Unidos, de acuerdo con la información de la Fiscalía General de la República (FGR)

Según informó la Fiscalía de Michoacán, 13 personas fueron encontradas muertas en el lugar de los hechos, mientras que el decimocuarto fue encontrado gravemente herido, y dado por muerto en un primer momento. Actualmente está siendo atendido en un hospital, y su vida corre gran peligro.

Ningún ataque a la policía va a quedar impune, y este fue un ataque cobarde, artero porque les pusieron una emboscada", dijo a la prensa el gobernador del estado, Silvano Aureoles.

Michoacán es un estado golpeado por la presencia de diversas organizaciones criminales, que provocaron el surgimiento de grupos de autodefensa hace unos seis años.

Mientras el 30 de agosto, un enfrentamiento entre dos grupos armados dejó nueve muertos y 11 heridos en el poblado de Tepalcatepec, a 75 kilómetros de Aguililla.

También fueron hallados los cuerpos de 19 personas en la ciudad de Uruapan, en el centro del estado. Algunos de los cuerpos estaban colgados de un puente y otros estaban desmembrados. El fiscal general del estado atribuyó los asesinatos a pugnas entre grupos rivales de narcotraficantes.

COMPARTIR:

Comentarios