Miércoles 4 de Agosto de 2021

INNOVACION

21 de octubre de 2019

Orgullo tucumano: Con 66 años, un alumno lleva a Tecnópolis un proyecto para pacientes en diálisis

Está terminando el secundario y es uno de los integrantes del grupo que elaboró "Delicias para una buena salud", el resultado de una investigación que surgió en las clases de Ciencias Naturales. Viajará con un compañero a fin de mes

 

El proyecto que un grupo de alumnos presentó en la Feria de Ciencias de la provincia fue seleccionado para presentarse en Tecnópolis entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre. Se trata de "Delicias para una buna salud", una propuesta que surgió en las clases de Ciencias Naturales y que está pensada para pacientes en terapia renal. José Zacarías Cano, que a sus 66 años está terminando el secundario, viajará a representar el trabajo en el que participaron  20 alumnos. Con él viajará Kevin Leonel Medina, de la escuela Alejandro Heredia.    José es paciente de la clínica Fresenius Medical Care. Hace tiempo, al tener que pasar varias horas en diálisis, decidió aprovechar la oportunidad que ofrece el centro médico para estudiar durante el tratamiento. Así, primero terminó la primaria y ahora está a punto de obtener su título secundario. Él es una de las 24 personas que trabajaron en una propuesta de salud para la Feria de Ciencias que se llama “Delicias para una buena salud”.   El proyecto surgió en las clases de Ciencias Naturales y presenta una guía para llevar adelante una buena alimentación y prevenir enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes y la insuficiencia renal. "Presentamos un stand con postres bajos en fósforo y potasio, requisitos de la alimentación que tenemos que tener los pacientes de diálisis”, comentó el estudiante.   Kevin y José viajarán a Tecnópolis.   
José viajará con Kevin Leonel Medina, que cursa el sexto año de la escuela Alejandro Heredia, que también participó. También irá la profesora de Ciencias Naturales de la clínica, Jésica Íñigo; y la acompañante terapéutica de la Modalidad de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, Andrea Abdala. 
  "Más allá de viajar a conocer compañeros y proyectos de otras provincias, las enseñanzas principales de 'Delicias para una buena salud' fue aprender a investigar, a no quedarse en casa, a hablar con los médicos y conocer las experiencias de quienes padecen una enfermedad", comentó Kevin. Para avanzar en estas investigaciones, el alumno reconoció que es necesario “estudiar mucho, no quedarse con lo que encuentran en la computadora. Hay que ir a preguntar a una especialista y hablar con los que saben del tema”.

Para concretar el proyecto, los estudiantes investigaron a través de encuestas y entrevistas los casos de 50 pacientes que se someten a diálisis en la clínica.  “Nos contaron que antes del tratamiento tenían una alimentación desordenada. A partir de su enfermedad renal, comenzaron a tener conciencia sobre lo que consumen”, agrega la profesora de Ciencias Naturales que guió a los estudiantes. 
    La educación hospitalaria y domiciliaria, una oportunidad para cientos de tucumanos   Por su pare, Abdala destacó que la Modalidad de Educación Hospitalaria y Domiciliaria que depende de la Dirección de Jóvenes, Adultos y Educación no Formal del Ministerio de Educación de la Provincia brinda espacios de formación a 536 alumnos repartidos entre domicilios, hospitales y clínicas. "La particularidad de esta modalidad es que somos los únicos que hacemos efectivo el derecho de educación a los adultos mayores en el ámbito hospitalario. Tenemos egresados de primaria y secundaria de 70 y 80 años", explicó.

“Para muchos adultos la escuela en la clínica, que les permite terminar sus estudios, significa saldar una deuda pendiente. Ellos habían postergado su educación escolar por cuestiones laborales o de familia. Pero al final, se encontraron con la satisfacción de egresar y compartir ese logro con sus hijos, nietos y bisnietos”,  reflexionó. 
  Sobre esta modalidad, José, que pronto estará en Tecnópolis, destacó: “A mí me faltaba poco para terminar el primario. Después empecé el secundario, y les advertí a mis hijos que tengan cuidado: ellos están en la facultad y muy pronto yo los voy a alcanzar”. Con info de eltucumano.com        

COMPARTIR:

Comentarios