Jueves 4 de Marzo de 2021

26.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

PAÍS

30 de octubre de 2019

El fin de los Precios Esenciales

El programa nacional Precios Esenciales, lanzado hace seis meses llegó a su fin este martes. Se espera que el Gobierno extienda su vigencia hasta fin de año

Este martes los medios nacionales, señalaron que las empresas que aportan los productos estuvieron negociando con la Secretaría de Comercio una extensión de dos meses y que sea el gobierno que asuma en diciembre el que decida la continuidad o el fin de la propuesta.

Ya la semana pasada las empresas alimenticias habían amenazado con bajarse del plan si desde el gobierno no se autorizaba aumentos de precios, por lo que la lista de productos de la canasta básica congelados a valores accesibles ya estaba en peligro. 

Precios Esenciales fijaba precios de 64 ítems de la canasta básica por seis meses, comenzando el 29 de abril. Se trataba, en su mayoría, de productos básicos de segundas y terceras marcas. 

Al inicio del mismo se había determinado que 350 inspectores del gobierno nacional controlarían el cumplimiento del programa, aunque esto no ocurrió y hubo muchos casos de comercios en los cuales jamás se implementó. 
El objetivo era “profundizar la lucha contra la inflación y ayudar a reactivar la economía”, aunque algunos comerciantes indicaron que no contribuyó en gran medida a la generación de consumo.

Sin embargo dos cadenas de supermercados se encuentran promocionando sus respectivos congelamiento de ofertas. Primero fue Carrefour, que informó que no aumentará los precios durante quince días y a este se le sumó Walmart. Desde la cadena de origen estadounidense explican que el congelamiento no tiene plazos y que se extiende a todos los artículos que ofrece en sus sucursales. 

La yerba, la carne y otros productos alimenticios comenzaron a tener retoques en los precios de los supermercados.

Tras las elecciones generales, los supermercados y almacenes ya especulaban con la llegada de nuevas listas de precios por parte de las distribuidoras. 

La paralización de la suba del dólar es un factor esencial para detener los incrementos, aunque los mayoristas apuntan a un atraso en los precios que viene desde las Paso. 

Mientras tanto, los consumidores también  activaron otros mecanismos para proteger sus pesos: ahorrar en alimentos, bebidas y otros productos de uso cotidiano.

De acuerdo con el INDEC, las ventas en supermercados acumulan 14 meses consecutivos en caída, en agosto tuvieron una baja (en precios constantes) del 7,3 %  respecto al mismo mes de 2018. No obstante, ante un panorama incierto en materia económica, por estas horas, los principales jugadores de la industria alimenticia y consumo masivo analizan qué medidas tomarán durante los próximos días. 

COMPARTIR:

Comentarios