Viernes 30 de Julio de 2021

ECONOMÍA

31 de octubre de 2019

Las naftas vuelven a aumentar un 5% desde el 1 de noviembre

Sería en los próximos días y es el primer paso hacia la adecuación de los precios al dólar, después de que la devaluación de agosto generara una brecha. El atraso hoy supera el 20%, según las petroleras

 

Los precios de las naftas y gasoil tendrán otra suba en los próximos días, incluso antes de que venzan los efectos del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 566/2019, el 13 de noviembre.

El aumento sería de 4% o apenas superior y ayudará a achicar la brecha de entre 20% y 25% que registran los combustibles líquidos respecto a su paridad de exportación (export parity), atraso que se acumuló a partir de la devaluación pos elecciones PASO, en agosto.

Tal como adelantó en exclusiva El Cronista en su edición del 15 de este mes, el Gobierno analiza desde hace tres semanas el momento preciso para oxigenar al sector sin que ello derive en una profundización de la crisis económica y tenga consecuencias sociales.

La idea oficial es recompensar en parte o totalmente la inflación de septiembre (5,9%) a las petroleras y no tensar la paz social.

Por supuesto, una decisión de este tipo no será suficiente para las empresas y siempre será rechazada por los usuarios (en este caso, los automovilistas), pero otras opciones serían políticamente inviables.

La experiencia de Ecuador y Chile, en donde distintos incrementos de precios (combustibles y transporte, respectivamente) generaron masivas protestas, representa un riesgo.

Hasta hace dos semanas, con el dólar rondando los $ 60, en YPF señalaban que el atraso de los precios era de 17%. Con el aumento del dólar de la semana pasada, la brecha se amplió.

El congelamiento de precios puso en suspenso la actividad petrolera en todo el país y más específicamente en Vaca Muerta, la formación con la que Argentina puede revertir su histórica falta de dólares.

YPF recortó sus inversiones en más de u$s 100 millones por mes desde mediados de agosto y pesificó a $ 45,19 los contratos con sus proveedores, a quienes a su vez trasladó sus complicaciones financieras.

Otras petroleras como Vista Oil & Gas y Tecpetrol levantaron equipos de perforación, mientras que las multinacionales ExxonMobil (la empresa más grande del mundo en el rubro), Shell y Total postergaron decisiones de inversión con desembolsos multimillonarios frente a la incertidumbre.

Desde hace meses, además, el sector quiere la confirmación oficial de los designados por el presidente electo Alberto Fernández para conocer de primera mano los lineamientos de la futura política energética.

            Con info del Cronista.com    

COMPARTIR:

Comentarios