Lunes 27 de Septiembre de 2021

DEPORTES

17 de diciembre de 2019

Maradona recargado: el llanto por sus padres, críticas a Verón y qué hubiera hecho con Riquelme en el vestuario

El actual entrenador de Gimnasia La Plata respondió a corazón abierto sobre todos los temas, en una entrevista imperdible

 

Diego Armando Maradona protagonizó un extenso ping pong de preguntas y respuestas con el programa deportivo Líbero (que se emite por TyC Sports). De visible buen ánimo, eligió los temas Perra de Los Palmeras, ¿Qué es Dios? de Las Pastillas del Abuelo y Penas y alegrías de amor de Mario Álvarez Quiroga para musicalizar la nota.

El Diez expresó críticas contra Juan Sebastián Verón y Juan Román Riquelme, habló de lo que hizo con su primer sueldo y hasta lloró en vivo cuando recordó a sus padres.

 

 

• El problema con Verón: “La bronca con él nace para el partido con los ingleses porque jugaba en el Manchester United. No me pareció verlo parar el equipo, pero dicen los muchachos que paró él el equipo. Cuando yo lo cité en la cancha de River lo empezaron a putear todos y yo le paré la puteada. Después me paga haciéndolo hablar al padre que dijo que yo llevé al hijo de vacaciones. ¡El hijo no estaba para jugar! No habló cuando me fui, dejó que se muriera la amistad. Eso me dolió mucho. Por eso se lo dije en la cancha en Roma y me dijo ’a mí no me boludees'. ¡Yo le dije que le peleaba donde quisiera! Porque yo te llevé a Boca, no te llevó ni Bilardo ni Macri”.

• El último Boca que integró y la mirada sobre Riquelme: “Era un equipazo. Una lástima que no le hayamos dado títulos como se los dio Riquelme a Boca, porque si hay una cosa que valorar es que le dio títulos. No me importa el vestuario porque no estaba. Me contaban que hacía esto o el otro, si estaba yo no lo hacía porque lo boxeaba de lunes a viernes y lo dejaba descansar el sábado para que jugara el domingo. No me sentaría a tomar un café con Riquelme”.

• Recuperar la felicidad y el llanto por sus padres: “Nunca dejé de ser feliz. El tema es que se me fueron mis dos viejitos. Es el único problema que tengo. Lo que me robaron o me siguen sacando, no me importa. Daría todo lo que tengo porque mis viejos aparezcan por esa puerta. Nada más. Yo me crié con amor, no me crié con bicicleta, ni con asfalto, ni con patio de baldosas; yo tenía un patio de tierra. Comíamos y nos íbamos a acostar en una pieza en la que dormíamos ocho. El mimado de mamá y de papá era yo. Comíamos solamente carne cuando papá cobraba, todos los 4. Comíamos milanesa, era como llegar a Navidad”.

• Su vuelta a Gimnasia: “Es volver a vivir dentro del fútbol. La gente de Gimnasia es especial. No tiene nada que ver con la de Boca, la de River, la de San Lorenzo, la de Independiente o la de Racing. Se parece mucho y me hace recordar a la de Argentinos Juniors, porque con una pelota Francis te hacía jugar a seis divisiones. Y hoy en Gimnasia tenemos carencias, pero los chicos dan la vida. Me voy a ir a vivir a La Plata porque todos los días viajar una hora y media sabés cómo te queda el chabón. ¡Te lo tenés que pintar con un crayón negro!”.

• Las frases maradonianas: “¡Jamás me anoté ninguna! La pelota no se mancha me salió naturalmente. Estaba hablando con el corazón en la mano a todos los hinchas de Boca porque sabía que no volvía más. Me dijo el Flaco Menotti que era una genialidad. Me preguntó cómo se me había ocurrido y me dijo ‘es la frase más linda que escuché en toda mi vida de futbolista y de técnico’. Y yo chocho. Se te escapó la tortuga: el embajador que tenía Estados Unidos acá, al hijo le regalaron una tortuga y se le perdió. No tuvo mejor idea el padre que poner en un diario si alguien vio una tortuga. ¡No se te puede escapar una tortuga hermano, hace 100 metros en 15 días. Lástima a nadie: pena le podés tener, pero lástima a nadie”.

• La carencia más cruda en Villa Fiorito: “El hambre, lo mismo que pasa hoy en este país. No cambió nada. Voy a Fiorito y están las mismas calles de barro. Donde nosotros tomábamos el 28 con mi viejo, cruzando dos kilómetros de campo, ahora son todas casas. Son unas villas impresionantes. Una vez quise entrar con el auto, y me reconocieron. ¿Para qué? Sabés cómo di marcha atrás. Me daban vuelta el auto. Me robaron las dos patentes... ¡No eran chorros! Quería tener algo del Diego. Le digo: ahora me llevan en cana, boludo. Una cosa de locos”.

• El legado de Perfumo y la bronca contra el celular: “No teníamos televisión y estaba el Mundial 74 me acuerdo, que jugaba el Loco Houseman, Quique Wolff, Heredia, Perfumo; el querido Mariscal que me dejó un legado muy grande, porque tenía los conceptos de jugador que hoy se perdieron con los chicos; con la computadora, con el teléfono... ¡Qué hijos de puta los japoneses que inventaron el teléfono con cámara! Estás viajando 24 horas, con los pelos por acá, con un pastillazo que te das; Bajas y dicen mirá lo borracho que está. Cómo no voy a estar así si no pude dormir en 24 horas”.

• El día que se escondió en un placard cuando era DT de la Selección: “En la Selección les dije hasta un cierto horario juegan a la Play; hasta un cierto horario dejar el teléfono. Había lugares específicos donde se dejaba la Play; y los guachos tenían otra Play escondida. ¡Sí, pero a papá le van a ganar! Me metí en el placard y cuando el profe les sacaba la Play y se iba, decían dale que hay otra en el placard. Abrían y estaba yo: ¿cómo les va muchachos? ¡Estaba en el placard! Esa me quedó grabada del Negro López, que contó que Labruna no los dejaba jugar al poker a los jugadores de antes, que se acostaban a las 6 de la mañana”.

• Messi-Agüero en la Selección: “A Messi lo junté primero con Verón. Me di cuenta que Verón no encajaba con Lio y lo cambié entonces a Demichelis por el Kun. Y se sintieron bárbaros. Mirá Benjamín: el padre es el Kun, el abuelo yo, el padrino messi, ¿le va a faltar alguna vez para pagar una cuenta en un restaurante?”.

• Benjamín hincha de Boca: “Él es bostero. Porque dicen que es de Independiente, de San Lorenzo. No, a mí que no me vengan a joder porque él lo dijo. Fue a La Boca, fue a la cancha de Independiente, a la de Racing, de San Lorenzo y dijo yo soy bostero”.

• La bronca con la Gata Fernández: “Me hubiese gustado estar en la plaza con Alberto Fernández, pero iban a decir que quería ser protagonista, que me gustaba la cámara; como me dijo la Gata. ¡Mirá vos qué irrespetuoso que sos! Cuando vos estabas en los huevos de tu viejo yo ya salía en televisión. Mirá si me gustará la cámara, mirá si te van a venir a buscar a vos. Le dije qué saltas canguro, porque es un canguro. Donde lo vea lo peleo. Sí, donde lo veo, lo peleo. Directamente. No me fue a pedir disculpas ni nada. No escuché nada, y no quiero escuchar nada tampoco porque él viene de la contra. Viene de Estudiantes. Es amigo de Verón, así que está todo mal”.

• Su relación con Vladímir Putín: “Lo banco a muerte porque está con nosotros, es Fidel Castro en potencia, Chávez en potencia. Ojo que se la banca el chiquitito, te hace un golpe de karate y te tira 40 metros para atrás. Me dijeron los de FIFA que había que levantarse 8.30 para ver a Putín y le dije decile a Putín que mi vieja me levantaba a las 12. Y me criticaban porque entrenó a la tarde. Yo entreno a la tarde porque los chicos están lúcidos, a la mañana no saben cuánto corren, si le erran a la pelota”.

• El conflicto con Ramón Díaz: “Estuve distanciado porque dicen que era amigo de Passarella, y Passarella le metía fichas en contra mío por la capitanía. Yo no la pedí, me la dio Bilardo y votaron todos los jugadores. Éramos 23, quedamos 22 porque Passarella hasta el jueves jugaba contra Corea. Le empezó a doler el estómago. Te juro que a nosotros el agua de México nos hacía ir de cuerpo como loco y teníamos que salir al ñoba corriendo. Todos estábamos igual que Passarella, pero igual queríamos jugar. Passarella no quiso porque era menottista, ¡yo también soy menottista! Y más que Passarella. Pero yo jugué por mi camiseta, por mi país, por mi gente”.

• El problema en la rodilla: “Tengo la rodilla que no puedo caminar. Mirá la operación. Tengo dos ganchos esos donde cuelgan las vacas ahí adentro, uno arriba y otro abajo”.

• Hincha de Independiente: “Dicen que yo era hincha de Independiente... No, iba a ver al Bocha y al Chivo Pavoni. Me acuerdo que yo estaba en la popular y jugaba Independiente-San Pablo. El Chivo Pavoni le enganchó así y le metió un cortito acá. El referí ni se inmutó y salió el Chivo; yo yo ¡vamos Chivo! De ahí me quedó el mote que yo era de Independiente. Fui a comer un asado con el Bocha. Pero toda mi familia es hincha de Boca”.

• Marcelo Gallardo y Gabriel Heinze: “No voy a dejar de felicitar a Gallardo que está haciendo un trabajo fantástico. Juega al fútbol y me gusta cómo juega River. Mirá que me cuesta encontrar un partido que me guste; hasta en Champions porque todos se tiran atrás, van a defenderse. Por eso me gustan Guardiola, Pochettino, que va al frente. El Gringo Heinze tiene un futuro increíble, si lo sabe aprovechar está para grandes cosas. A nivel Selección me gustaría que tenga una oportunidad porque Scaloni yo no tengo nada en contra, pero no hizo nada por nosotros. Jugó cuatro partidos y ahí nomás. El Gringo me dijo que íbamos a comer un asado; claro, me dijo vení al campo, ¡pero nunca me dice dónde queda el campo!".

• Pelé: “El mejor jugador de la historia fue Di Stéfano, fue superior a todos. Superior a mí. Los amigos de Pelé le inventaron un trofeo como la leyenda viviente del fútbol y no era esa la pregunta que tenían que hacer en las computadoras: era quién fue el mejor jugador de la historia y le gané hasta en Río a Pelé”.

• El vínculo con Lionel Messi: “No me voy a poner los laureles de que yo le enseñé a patear tiros libres. Le dije cómo tenía que poner el pie y después es todo mérito de él. Y las clava. Cuando se pone más acá sé que le va a pegar por arriba de la barrera, si se pone más derecho le va a pegar al palo del arquero. Yo no me enfrentaría con Messi jamás. No lo critico a Messi. El pibe viene y juega. Cuando hay jugadores que hubo que no cantaban el himno porque no lo sabían. ¡No jodan! Leo me quiere, soy amigo de leito. Lo vi llorar en la ducha cuando perdimos 4-0 cuando los capangas del vestuario ya estaban buscando vuelos para volverse antes. Yo lo vi a Leo llorar como un bebé de 5 años”.

• Ginóbili, Jordan y Tiger Woods: “Me hubiese gustado conocer a Michael Jordan y Tigre Woods aunque sean americanos, ellos no tienen la culpa. Soy fanático de Jordan y ahora de Curry. Fui de los Spurs antes que llegue Manu, cuando estaban las Torres Gemelas que eran Duncan y Robinson. Me encanta el básquet. Scola, Manu, está por sobre todos, es como Messi y Ronaldo en el fútbol. Está sobre todos Manu, no lo contemos. Creo que es el mejor deportista de la historia de Argentina; pasa que hay otro que jugaba de Diez que le pisa los talones”.

• Bilardo y Humberto Grondona: “Estoy enojado con Bilardo por lo de Grondona, porque le dije lo que era y él se quedó con Humbertito. Un garca. Yo lo enfrenté a Humbertito en Brasil y lo escupí. ¡No te parás cagón! Le dije. Mano a mano. Me metí en la hinchada brasilera y cuando me di cuenta le dije a Maxi (su asistente) empezá a caminar para arriba que estamos en plena hinchada brasilera. Uno me reconoció y me dijo “Garrincha es mejor que vocé". Sí, aguante Garrincha, mientras no me digas el otro salame".

• Su vínculo con la droga: “A Pablo Escobar no lo conocí. Y la verdad que lo que hacía era horroroso. Para mí que yo tomaba. Te voy a decir una cosa: no a la droga. No, no tienen participación con la sociedad, con la familia. Eso lo aprendí de mis viejos. Porque yo no soy mal educado, soy mal aprendido. En mi casa me educaron con amor y yo cuando tomaba falopa no tenía nada, era un zombie”.

• El peor momento que pasó: "Cuando estaba en coma me acuerdo que estaba como en brea negra. Me tiraban ganchos y yo tiraba la mano y no podía salir. Yo seguía en coma. Que nadie se ponga ninguna medalla por sacar a Maradona de la droga. A mí me sacó Dalma contándome que Giannina cada vez que salía del colegio iba a donde estaba en coma y me decía “papá yo quiero vivir lo que viviste con Dalma, por eso quiero que te despierte papá”. Y me desperté. Y ahí Dalma me lo volvió a contar. Ahí fue cuando dije “nunca más”.

• Diego Armando Maradona es: “Un tipo normal que por hacer un golazo a los ingleses, que nos mataron a los pibes en Malvinas, hoy todo el mundo me reconoce porque el abuelo se lo contó al padre, y el padre al hijo. Pero soy un tipo totalmente normal, quedense tranquilos argentinos. Viva la patria. Más argentino que nunca”.

 

 

 

Escuchá Radio Rivadavia todo el día, hacé click 👇🏽 acá

📻

Descarga la App de Rivadavia haciendo click 👇🏽 acá

📲

 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios