Jueves 21 de Enero de 2021

31.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

DEPORTES

29 de enero de 2020

No de nuevo decía!

Por Verónica Gómez. Reflexiones sobre el nombramiento del expresidente de la Nación Mauricio Macri como presidente de la Fundación FIFA
En marzo de 2018, Gianni Infantino generó este ente benéfico del máximo organismo del fútbol con la idea de “paliar los problemas sociales" de diversa índole que afectan a los países más necesitados. Los pilares exigidos de trabajo: entre los 17 objetivos de la Fundación se resaltan los de “salud y bienestar”, “educación de calidad”, “igualdad de género”, “ciudades y comunidades sostenibles" y “paz, justicia e instituciones sólidas”

 

El fútbol argentino, sus dirigentes, sus hinchas y los clubes soportamos durante 20 años de macrismo, desde 1995 a 2015 el lobby, la embestida, la instigación a la conversión de las sociedades sin fines de lucro a sociedades anónimas deportivas. Desde la presentación del expresidente de la Nación como presidente de Boca hasta su inserción en el mundo de la política efectiva y ordinariamente conocida como electoral. Nunca dejó de lado su intención y objetivo.
En 1993, Macri llevó a cabo su primer intento de desembarco en el fútbol intentando comprar por 15 millones de dólares a Deportivo Español. Su plan consistía en cambiar el nombre del club a Mar del Plata Fútbol Club, mudar la sede y contratar a César Menotti. Los socios se opusieron y el por entonces titular Francisco Ríos Seoane subió la cuota social para lograr que haya menos socios y retomar el intento de privatización. El club perdió 800 socios en un año. Ya como presidente de Boca, Macri se convirtió en el primer dirigente del fútbol en pedir la quiebra de otro club: Deportivo Español. Pero en 1997 cedió al club, en condición de préstamo sin cargo y sin opción, a aquellos jugadores que no tenían lugar en el equipo del Bambino Veira. Así fue que Pepe Basualdo, Pedro González, Silvio Carrario, Sandro Guzmán y Raúl Peralta, entre otros, fueron a Español por quienes el club debía pagar 500 mil dólares mensuales de contratos. El excesivo gasto liquidó a la institución quien sumó más pedidos de quiebra de empresas relacionadas a Macri.
Luego de eso la Asamblea de la AFA, el 22 de Octubre de 1993 se expidió por 34 a favor contra 1 en contra (Boca Juniors, presidencia Antonio Alegre) "no introducir en el Estatuto de la AFA la figura de las Sociedades Anónimas Deportivas".
El 20 de julio de 1998 Mauricio Macri ya con el expreso apoyo de Julio Grondona presentaría nuevamente un intento de introducir las SAD en una asamblea de AFA con 120 presentes entre dirigentes, exdirigentes, funcionarios, empleados, presidentes y vices de cada club y asesores. Había 25 clubes con derecho a voto a mano alzada y luego de la defensa de su proyecto, también existió el acompañamiento de Don Julio para enrostrar que ya no era solo Macri el que bregaba por privatizar el fútbol, la máxima autoridad con todo lo que Grondona representaba, apoyaba su discurso. La votación marcó 24 manos alzadas en contra del entonces presidente de Boca, en silencio y ofuscados los dirigentes se opusieron a pesar de haber sido instigadora en la vieja ferretería de Sarandí durante los 15 días previos.
En agosto de 2001 Macri presentó su proyecto para “salvar al fútbol”. Lo apoyaba Fernando Marín, por entonces titular de Blanquiceleste S.A. (Racing) y quien sería autor del “nuevo” proyecto de Cambiemos para la llegada de las SAD presentado en 2018, cajoneado en comisión y rechazado in límine en diputados.
Los 4 años de la presidencia de Macri en Argentina estuvieron marcados por la desinversión en deportes degradando incluso la secretaría a Agencia, recortando las becas a deportistas de élite, derogando la ley de Asignación Universal por hijo deportista, decretando el fin de los regímenes de financiación especiales para clubes en AFIP. Ahogando con tarifazos a los clubes de barrio hasta provocar su cierre. Abandonando las instalaciones de desarrollo, formación y práctica de deportistas de todas las disciplinas en todos los niveles. Volviendo a codificar la televisación del fútbol argentino. Provocando el quiebre, concurso o déficit de 22 clubes de primera división de los 24 que la integran. Lobby expreso sobre sponsors para ahogar financieramente a varias instituciones. Intervención directa en AFA. Escisión de autoridades y entes regulatorios de fútbol (AFA/Superliga).
A todo esto, Boca Juniors hoy tiene estos números:
Último ejercicio: 3,96 (en millones de pesos)
Pasivo total: 97,5 (en millones de pesos)
No es extraña la posición de todos los dirigentes ante el nombramiento de Mauricio Macri al frente de la Fundación FIFA. Tampoco inocente. Vuelve el miedo al fútbol argentino, ahora la máxima esfera se erige como acompañante de la privatización. No se consultó a los 500 clubes afiliados directa e indirectamente a AFA para esa decisión. Hasta ahora el único representante que celebró la medida fue Gribaudo, el excandidato a presidente de Boca que perdiera con Ameal y Riquelme las últimas elecciones hace menos de dos meses, vaya casualidad. El Xeneize, River, Tinelli, los tucumanos, AFA, absolutamente todo la esfera futbolística pide que se revea la designación y que sea otro quien ocupe su lugar.
Ya lo intentó como empresario, presidente de club, diputado, Jefe de Gobierno de CABA, con apoyos, sin apoyos, ahora el llanto y obsesión lo llevaron a Suiza y a Gianni Infantino para que secundara sus intenciones. El fútbol argentino se prepara para otra embestida, nunca nos van a dejar en paz.
No estaba en el estatuto que los dirigentes debían responder con sus patrimonios los pasivos que se generaran en el club durante sus mandatos? O fue parte de la sarasa de los últimos 30 años para convertir sociedades civiles en empresas?.

Verónica Gómez.

 

 

Escuchá Radio Rivadavia todo el día, hacé click 👇🏽 acá

📻

Descarga la App de Rivadavia haciendo click 👇🏽 acá

📲​

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios