Martes 24 de Noviembre de 2020

  • 33.9º
  • Despejado

16 de octubre de 2018

¡Sobre el final! Brasil derrotó 1 a 0 a Argentina en Arabia Saudita

Fue la primera derrota de Lionel Scaloni como entrenador de la mayor

En el King Abdullah Sports City de Yeda, Arabia Saudita, se jugó uno de los grandes clásicos en el mundo del fútbol por el partido amistoso FIFA 2018. En el campo estuvieron diferentes estrellas como Neymar, Coutinho, Gabriel Jesús, Mauro Icardi y Paulo Dybala, que protagonizaron una rivalidad atractiva durante los 90 minutos. Con gol de Joao Miranda, Brasil ganó por la mínima diferencia y estiró su supremacía ante su archirrival.

El "scratch" tuvo dificultades para poder lucirse en el campo con sus principales figuras como Neymar, Gabriel Jesús y Firmino juntos por primera vez como titulares. La Argentina sin Lionel Messi y otros protagonistas fue con una selección de destellos, que recurrió a las faltas para compensar el poco talento de la mano de Lionel Scaloni. Gracias al gol de Joao Miranda, la Canarinha es campeón del Superclásico de las Américas, un torneo que tiene un gran historial siendo uno de los clásicos más importantes del mundo.

Argentina tampoco hizo mucho más en el ataque con un Icardi que se afanó más en tareas defensivas para evitar las carreras de Neymar. El principal error de Brasil fue insistir por el centro, donde se acumulaba una maraña de jugadores difícil de sobrepasar. El delantero del PSG se dio cuenta rápido y empezó a buscar en el carril izquierdo al lateral Filipe Luis, aunque en ninguna ocasión consiguieron poner nervioso a Romero.

La presencia de dos delanteros puros en la alineación titular, como Firmino y Gabriel Jesús, juntos por primera vez en la era Tite, tampoco se tradujo en un acoso constante sobre la portería del portero suplente del Manchester United.

Los pupilos de Scaloni aguantaron firmes sin sudar demasiado. Tampoco buscaron el gol. Solo Dybala inquietó a Alisson en un lanzamiento de falta directa que miró de cerca la escuadra de la portería.

No obstante, esta vez consiguieron mantener la intensidad y borraron momentáneamente del mapa a los brasileños. Fue entonces cuando Tite decidió mover el banquillo y dar entrada a Richarlison por Gabriel Jesús, desacertado como estuvo en el pasado Mundial. El goleador del Everton tuvo una clara a los pocos segundos al errar un pase de la muerte de Neymar, que se llevó de regalo una fea entrada de Saravia mientras apuraba la línea de fondo.

El árbitro no dejó sin castigo la tarascada y pitó una falta que templó Neymar y remató Arthur de volea desde la frontal para obligar a Romero a volar y alejar el peligro. Brasil mejoró en el último cuarto de hora a lomos de Neymar, pero el camisa 10 continuó con la pólvora mojada. Tuvo que ser Miranda quien rompiera las tablas y entregara a la Canarinha un triunfo que dará moral a los de Tite.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios