Martes 20 de Octubre de 2020

  • 18.9º
  • Lluvia

TUCUMÁN

14 de mayo de 2020

El tratado de la Ley Micaela pasó para la próxima semana

Imagen ilustrativa

En Tucumán se decidió dar tratamiento a la Ley Micaela en la sesión de la semana que viene. La norma sería cuestionada por su "ideología feminista". Los padres de Micaela García subieron un comunicado en la página de la fundación que lleva su nombre

En la Sesión de este jueves estaba previsto el tratamiento de un proyecto para adherir a la norma, que establece la capacitación obligatoria en el abordaje de las problemáticas de género y las violencias machistas para todas las personas que se desempeñan en la función pública de los tres poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, en todos sus niveles y jerarquías. 

Sin embargo la fuerte resistencia de legisladores de la oposición y también de oficialistas obligó a postergar el debate hasta la semana próxima. Cuestionan la norma por su supuesta “ideología feminista” y pretenden imponer la objeción de conciencia.

La Ley Micaela responde a obligaciones asumidas por el Estado a través de la Ley 26.485 para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres y de tratados internacionales incorporados a la Constitución Nacional. 

En la provincia en lo que va del 2020, se registraron al menos ocho femicidios, de los cuales cinco se produjeron durante el aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, según informó la ONG Andhes.

Cabe recordar que en febrero, el proyecto de adhesión a la Ley Micaela obtuvo dictamen de mayoría de la Comisión de Mujer, que encabeza la peronista Marta Najar, una de las principales promotoras de la norma. Pero los sectores del oficialismo y la oposición, que ven “ideología de género” o “feminista” donde se protegen o amplían derechos de mujeres y personas LGBT, buscan frenarlo.

Unas doscientas organizaciones de derechos humanos, sociales, y políticas y referentes del movimiento de mujeres y LGBT, entre ellas Ni Una Menos Tucumán, firmaron un documento en apoyo a la sanción de la ley, que lleva el nombre de Micaela García, la joven víctima de femicidio en 2016 en Entre Ríos. Dada la polémica que despertó el tema en Tucumán, se decidió postergar la discusión una semana.

En ese contexto, el 5 de mayo, la legisladora de Fuerza Republicana Nadima Pecci presentó un proyecto de ley que se opone a su adhesión. La iniciativa, que firman también Ricardo Bussi y el macrista Walter Berarducci, pretende mostrarla como una manifestación de una supuesta “ideología de género”. “Desde su punto de vista, la Ley Micaela adoctrina en lugar de proteger, y ataca un modelo tradicional y ortodoxo de familia, en lugar de brindar herramientas para que diseñadores y decisores de políticas públicas puedan gobernar para todes, incluyendo a quienes se encuentran especialmente desprotegides y por fuera de estas formaciones tradicionales”, señaló a PáginaI12 Fernanda Rotondo, coordinadora de Género de Andhes.

Este martes, el presidente subrogante de la Legislatura, el peronista Regino Amado presentó otro proyecto que  establece que las capacitaciones las pueden dar entidades privadas, y no exclusivamente desde el Estado, incorpora la objeción de conciencia, es decir, deja de ser obligatoria la formación, y además, saca de las modalidades de violencia machista que hay que abordar aquella que sufren las mujeres y personas con capacidad de gestar en la atención gineco-obstétrica, que sí están previstas en la Ley 26.485. El proyecto lo firman también la oficialista Sandra Mendoza, Walter Berarducci, aliado del gobernador y el radical Raúl Albarracín. 

Micaela García

Ante esta situación los padres de Micaela García posteó un comunicado en la página que tiene la Fundación que lleva el nombre de la joven

Comunicado de la Fundación Micaela García “La Negra”

Quienes conformamos la Fundación Micaela García “La Negra”, especialmente sus padres, Néstor García y Andrea Lescano, queremos expresarnos ante los hechos de público conocimiento en torno al debate suscitado en Tucumán por el Proyecto de Ley de Adhesión a la Ley Nacional N° 27.499 que lleva el nombre de nuestra hija.

En primer lugar, queremos expresar nuestro agradecimiento al pueblo tucumano, a sus organizaciones de mujeres, a sus militantes y a todas las personas que nos han expresado su amor, compromiso y acompañamiento en este camino de lucha por la sociedad que Mica soñó y el cual llevamos con orgullo y fortaleza.

Es el mismo amor que hemos recibido en cada el rincón del país que hemos visitado para difundir la Ley Micaela, haciendo talleres, dando charlas, compartiendo experiencias y abrazándonos con familias atravesadas por el dolor de la violencia de género. El mismo amor que nos alienta a no bajar los brazos y nos encuentra con cientos de jóvenes rostros, llenos de sueños, que nos reflejan los ojos con los que Mica miraba la vida.

La Ley Micaela no lleva cualquier nombre, lleva el nombre de nuestra hija, de nuestra nieta, de nuestra compañera y amiga, lleva el nombre de una joven violada y asesinada, y encarna tantas otras historias dolorosas y evitables, de vidas arrebatadas por la violencia machista y por un Estado que se revela incapaz de actuar oportunamente.

Micaela fue víctima de un feminicio perpetrado por una persona que, a pesar de tener dos condenas por violación y un sin fin de informes desfavorables que no recomendaban su salida, fue beneficiado con prisión condicional por un juez que sin perspectiva de género, así lo decidió arbitrariamente. Pocas horas antes de que Micaela fuera atacada por Sebastián Warner el 1 de abril de 2017, el padre de una menor intentó radicar una denuncia contra Sebastián Warner por haber intentado abusar de su hija. La denuncia no fue tomada por el policía que, sin perspectiva de género, recomendó a la familia regresar unos días después.

Micaela fue víctima de un femicida y de un Estado que no actúa o lo hace de manera ineficiente y tardía. Esa es la razón por la cual la Ley establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación, invitando a las provincias a adherir a la misma.

Tenemos el convencimiento que si la Ley 27.499 hubiera existido tiempo atrás y la provincia de Entre Ríos la hubiera aplicado, Micaela hoy la estaría militando junto a sus demás banderas. Por eso no aflojamos, por eso no bajamos los brazos, por eso empeñamos nuestros días y nuestra vida en su defensa y difusión.

Tenemos el orgullo de decir que pocas leyes de nuestro Congreso Nacional han sido tan democráticas como ésta. Partió de varios proyectos que se unificaron, fue aprobada por una mayoría amplia en la Cámara de Diputados y Diputadas (sólo un voto negativo del Diputado Olmedo) y por unanimidad en el Senado, es decir, todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria apoyaron esta Ley.

Cabe destacar, además, que la Ley Micaela se ajusta a los compromisos internacionales a los que nuestro país ha adherido, como Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belém do Pará) y su comité de seguimiento; así como a la Ley de Protección Integral a las Mujeres (Ley 26.485).

Quienes se erijen como detractores de la Ley Micaela no lo hacen desde sólidos argumentos legales ni técnicos, sino que lo hacen desde la negación de una problemática que se lleva la vida de nuestras hijas, hermanas, madres, compañeras y amigas. Nuestra sociedad sabe que la implementación de la Ley Micaela es una urgencia pública ante la violencia que sufren las mujeres y es una deuda ética con todas las que ya no están.

La sonrisa de La Negra es nuestra bandera y logra llenarnos de esperanza aún en el dolor de no tenerla con nosotros y nosotras. Su firmeza en la defensa de los derechos de las mujeres, su pasión por militar en los barrios donde habita la gurisada que el sistema excluye y empobrece; su amor por el estudio y el deporte; su imagen marchando con los pañuelos de las Madres de Plaza de Mayo por Memoria, Verdad y Justicia; su voz cantante y su ejemplo; son nuestro lema.

Más temprano que tarde será real esa sociedad con la que Mica soñó porque la construiremos con empecinada paciencia, inclaudicable esfuerzo y, sobre todo, con amor por la vida.
Micaela García ¡Presente! ¡Ahora y Siempre!
Negra querida ¡No nos han vencido!

 

 

 

Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 👇🏽 acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click 👇🏽 acá

📲​

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios