Sábado 31 de Julio de 2021

SALUD

9 de agosto de 2020

Cirugía sin huella: la evolución de la cirugía laparoscópica

El médico cirujano Mauricio Gibilisco Gramajo Moreira, comentó que históricamente se relacionaba a grandes cirujanos, con grandes cirugías. Pero hoy existe una nueva técnica de “cirugía sin huella” que llegó para revolucionar la medicina

El futuro llegó. La vorágine de la vida cotidiana y la necesidad de optimizar el tiempo, suponen nuevos desafíos para la cirugía y el desarrollo de nuevas técnicas que se adapten al mundo globalizado.
 
La cirugía mini invasiva dio un salto en los últimos tiempos. Los nuevos avances suponen un único puerto para ingresar al organismo humano y tratar diversas patologías de resolución quirúrgica. ¿Esta nueva modalidad llegó para quedarse?

Al respecto, el Dr. Mauricio Gibilisco Gramajo Moreira, cirujano general, comentó que históricamente se relacionaba a grandes cirujanos, con grandes cirugías: "Cuanto mayor era la incisión, más prestigioso era el especialista. Hoy, la cuestión cambió y tanto los pacientes como la comunidad médica entienden que las cirugías con incisiones mas pequeñas son mejores que las convencionales", explicó.

Encontrar una vía de acceso que sea menos invasiva, menos dolorosa que permita al paciente reintegrarse en forma más rápida a sus actividades de la vida diaria y que no deje cicatriz es la primera elección frente a las patologías habituales. "Asimismo no debemos olvidar que estos fines deben traer implícito un importante principio de la práctica médica, la seguridad", remarcó el cirujano.

Teniendo en cuenta estas premisas ya se puede aseverar que estamos en la era de la cirugía de puerto único. Pero, ¿De qué se trata?

El cirujano tucumano incursionó en esta nueva técnica llamada "monotrocar" y nos explica el procedimiento:

"Se trata de un avance de la laparoscopía. Es También llamada cirugía monofocal transumbilical. Se hace una única incisión en el ombligo, se introducen las pinzas y se trabaja sobre el órgano afectado", detalla Gibilisco.

Las patologías que pueden resolverse mediante esta técnica son: colecistectomía, apendicectomía, colectomías, hernioplastia, entre otras.

En cuanto a las condiciones del paciente,  la consulta temprana es fundamental para que el enfermo pueda aplicar a esta intervención. "Debemos asegurarnos un buen estado clínico y evaluar que no se produzcan complicaciones relacionadas con la cirugía. Caso contrario, se procederá a la laparoscopía convencional de 4 incisiones pequeñas", relató el médico.

Una vez que se extirpa el órgano afectado, se hace el cierre de la incisión que queda escondida dentro del ombligo, no dejando ningún tipo de cicatriz. Una verdadera cirugía sin huella", aseveró el especialista.

Al implementarse esta técnica, la recuperación es mucho más inmediata. "No se rompe músculos ni nervios, queda mas estetico, a las 4 horas ya comienza a tomar liquido, movilizarse y realizar sus actividades habituales".

De a poco, el bisturí va teniendo menos protagonismo y el arte complejo de la cirugía se convertiría en minimalista.

#QuedateEnCasa y Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 👇🏽 

 

acá

📻

Descarga la App de #RTuc haciendo click 👇🏽 

 

 

acá

📲​

COMPARTIR:

Comentarios